TRES HOMBRES MALOS | 1926 ‧ Wéstern/Cine mudo ‧ 1h 39m


Tres forajidos ayudarán a una joven cuyo padre acaba de ser asesinado. Una banda de malhechores y un sheriff corrupto completan el bando de los auténticos y verdaderos hombres malos.





Gran film mudo de Ford que dejó totalmente definidas sus constantes en el género que mayor prestigio le dio: el western. Pero va más allá de simple pieza para entender su cine. La descripción de personajes, la manera de unir las historias paralelas, la poesía que desprende la historia, su capacidad paisajística o la puesta en escena son ya magistrales. Autentica superproducción de su tiempo, Three Bad Men es posiblemente la mejor descripción sobre la famosa carrera para conseguir territorio en Oregón. Aunque queda ligeramente lastrada por ciertas tendencias de la época muda (en particular en las interpretaciones), se termina imponiendo el lirismo de Ford, que imprime su personal huella tanto en el aspecto visual como en el trato que da a los personajes, así como la nostalgia que desprende el conjunto. A pesar de contar con más de ochenta años, mantiene una capacidad narrativa y de sugerencia que no ha perdido fuerza con el tiempo y que la destaca dentro de la cinematografía americana de la época. Un film de Ford poco conocido pero muy recomendable, tanto por su calidad como por su interés didáctico a la hora de estudiar la obra del genial director.

“La cámara filma tus más íntimos pensamientos y los capta. Si te concentras, la cámara es capaz de investigar tus más íntimas emociones” John Ford

En esta película de Ford hay una mezcla de cine épico, con la colonización de Dakota, y el cine cómico, con las relaciones de los tres hombres “malos” y se alcanza la tragedia con la intervención de los tres hombres “malos” en la historia de amor de los dos protagonistas. Todo está muy bien combinado, dando en cada momento la dosis adecuada de grandiosidad, la carrera de las carretas por colonizar un espacio, con la comicidad, una bicicleta atada a la cola de un caballo, y la tragedia, el niño perdido en medio del tumulto. La fotografía está muy cuidada, especialmente con los claroscuros y con encuadres que posteriormente desarrollará con el paisaje y los personajes. La emoción visual plasma de manera realista lo que tuvo que ser aquella colonización casi como un documental. Es un western al estilo clásico, pero Ford no se centra en los personajes individuales, sino en el conjunto, haciendo a los colonizadores los auténticos protagonistas de la historia. Curiosamente en esta película no hay indios, cuando en la realidad estos territorios que van a ser colonizados, antes se les había quitado a los indios sioux tras la masacre del general Custer, hecho al que aquí no hay referencia.


Título original
3 Bad Men (Three Bad Men)
Año
1926
Duración
95 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Dirección
John Ford
Guion
John Stone (Novela: Herman Whitaker)
Fotografía
George Schneiderman (B&W)
Reparto
George O'Brien, Olive Borden, Lou Tellegen, Tom Santschi, J. Farrell MacDonald, Frank Campeau, Priscilla Bonner, Otis Harlan, Phyllis Haver, George Harris, Alec Francis, Jay Hunt
Productora
Fox Film Corporation
Género
Western. Romance | Cine mudo. Siglo XIX

Comentarios