MEGA SHARK VS. MECHA SHARK | 2014 ‧ Ciencia ficción/Acción ‧ 1h 25m


La tercera película de la saga Mega Shark ya está gratis entre nosotros. La primera fue “Mega Shark Versus Giant Octopus” (2009), que en su reparto tuvo a la cantante Debbie Gibson y a Lorenzo Lamas. La película fue masacrada por la crítica, pero al parecer fue tan mala que se convirtió en un éxito viral, y dio espacio a una secuela, “Mega Shark Versus Crocosaurus” (2010), donde participó Robert Picardo, el mismo de Stargate (en sus tres variantes) y de Star Trek: Voyager. Ahora, el Mega Shark está de regreso, pero no va combatir a otra criatura sobredimensionada, sino que esta vez tendrá un oponente robótico, probablemente un guiño hacia los Jaegers y los Kaiju de Pacific Rim (claro que, en ese caso, ya existe otro mockbuster, “Atlantic Rim”).






Mega Shark vs Mecha Shark marca el retorno de Debbie Gibson a su rol original, pero también encontramos a Christopher Judge (Teal’c en Stargate) y a la bella Elisabeth Röhm (Law & Order, Angel). La película cambia tanto de director como de escritor comparada con las entregas anteriores, sin embargo, mantiene el trío original de productores, y como siempre la distribución está a cargo de The Asylum. El trailer fue muy bien recibido, y la idea general permanece intacta: Mega Shark vs Mecha Shark es una película para ver acompañado de mucho alcohol y comida chatarra, o en su defecto, cantidades tóxicas de palomitas (léase pochoclo o simplemente maíz). Su estreno está pactado para el próximo 28 de enero, aunque no hay ninguna clase de datos sobre emisiones limitadas en salas de cine, por lo tanto, todo parece indicar que se verá directamente en el canal SyFy. Y si de alguna manera eso no es suficiente para ti, no te preocupes: La segunda parte de Sharknado (otro trabajo bajo el ala de The Asylum) se estrena en julio.

¿Quién puede derrotar a un tiburón de dos mil toneladas? Solamente un reducido grupo de especies o individuos entre los que se encuentran los pulpos gigantes, los crocosaurios y los animosos y variopintos protas de las películas de The Asylum, especialistas en lidiar contra todo tipo de monstruos y catástrofes.
Se puede apreciar una mejora en la calidad comparándola con sus predecesoras "Mega Shark vs Giant Octopus" y "Mega Shark vs Crocosaurus". Los efectos especiales están bastante mejorados y ya no aparecen los mismos planos repetidos hasta la saciedad, en sentido inverso u oscurecidos, seña de identidad de la compañía, lo que minimiza el letargo y enriquece la trama, que en este caso va de un bicharraco que aparece en un trozo de hielo transportado por un barco (?), sin duda debido a las grandes necesidades etílicas de los guionistas y al escaso número de cubitos disponible. Bueno, pues para cargarse a este nuevo tiburón del averno construyen una réplica de metal.

Se pueden destacar esos momentos emotivos en los que muere gente y para darle emotividad lo ponen a cámara lenta sonando musicote (!) para sensibilizar al espectador, o ese homenaje a la primera entrega con el tiburón saltando a por un avión...con resultado diferente y despiporrante. También es digno de mencionar al típico almirante pirado de estas entregas (aunque sin llegar al nivel de Lorenzo Lamas en la primera) pegando tiros contra un tiburón igual de grande que un portaaviones y su cara de cocainómano en éxtasis al final en el agua.

Entre los aspectos negativos, la aparición del típico mocoso/a con comportamiento indescifrable; es decir, gilipollas perdido. ¡Diga NO a los niños en películas! Eso y la repetitiva aparición de Deborah Gibson con traje de fiesta en un laboratorio, por habitual en The Asylum.

¡Qué demonios, después de dos chupitos de orujo, uno doble de DYC y medio de Veterano parecerá el películón de la década!

Comentarios