¡QUÉ VERDE ERA MI VALLE! | 1941 ‧ Drama ‧ 2h 2m




Para defender esta película como número dos de la obra de Ford no hace falta extenderse en demasía, solo hay que dar una sencilla razón de peso la cual es que, en 1941 ganó el Oscar a mejor película, algo no tan importante si no fuese porque se lo ganó directamente a Ciudadano Kane, película que como todos sabemos lleva 100 años ocupando el primer puesto de mejor película de todos los tiempos pues qué calidad no debe tener entonces este film para que en aquel año 1941 la academia la eligiese como mejor película de su año por encima del mítico film de Orson Welles. Sin más pasa a disfrutar de esta película gratis en Cinematte Flix.







La cruda fotografía en blanco y negro de Arthur C. Miller va perfectamente de la mano con aquella extraordinaria mirada de John Ford sobre los tiempos pasados, que José Luis Garci describió en su programa 'Cine en blanco y negro' como una "mirada sobrecogedora del paso del tiempo y de la vida”. A lo largo de sus dos horas de metraje, Ford trata diferentes historias relacionadas con los personajes del pueblo, desde la lucha de los mineros contra los ambiciosos propietarios de la mina, hasta algo tan pequeño, pero a la vez tan tierno, como la comunicación del hijo con su madre a través de golpes en el techo al estar los dos en cama por un accidente.

El elenco es de altísimo nivel, con brillantes interpretaciones por parte de todos los protagonistas. Walter Pidgeon es el pastor del pueblo. La fantástica Maureen O’Hara es Angharad Morgan, una de las hijas del minero Gwilym Morgan, padre de la familia, interpretado por Donald Crisp. Sara Allgood interpreta a Beth Morgan, genial madre de la familia, y Roddy McDowall sorprende como el pequeño Huw Morgan. La voz de Irving Pichel nos cuenta qué pasó en el valle, en el papel de un Huw adulto.

El compositor Alfred Newmann destaca con su premiada banda sonora, en la que está muy presente la canción popular, que une al pueblo y a la familia.
Entre tanto cine moderno y postmoderno, se valora una película tan tradicional como esta, en la que simplemente se aprecian las sencillas virtudes del hombre. Enfocado todo lo ocurrido a través de la memoria de Huw, vemos como, para él, todo se resume en aprender y seguir aprendiendo. Hay un par de escenas que, creo, lo demuestran particularmente bien. Al levantarse de la mesa los hijos mayores tras una discusión con el padre, se queda únicamente cenando el pequeño Huw. Empieza a hacer pequeños ruidos con tal de que el padre reconozca su presencia, que está ahí, que no se ha quedado completamente solo. El padre, cabizbajo nada más dice que "Sé, hijo, que estás ahí", mientras reflexiona acerca del quebrantamiento de la familia.
En otro momento de la película, tras el accidente que sufren Huw y su madre, viene Mr. Gruffydd para animar al pequeño y para recordarle lo que debe hacer, regalándole "La isla del tesoro" de Robert Louis Stevenson. A partir de ahí, el interés por la lectura de Huw va creciendo, hasta llegar, a diferencia de sus hermanos, al colegio.

En conclusión, es una película. Una verdadera película, de aquellas que te dejan cierta esperanza por lo humano al acabarla. Los personajes pasan por buenos y malos momentos, pero el amor entre ellos es conmovedor y la virtud que algunos poseen es emocionante. No se la pierdan, les alegrará el día.


NO OLVIDES DISFRUTAR DE NUESTRO VIDEOCLUB EN STREAMING TOTALMENTE GRATIS



CINEMATTE FLIX abre sus puertas a lo que es el primer videoclub gratuito de películas completas en Youtube.


PULSA SOBRE EL GÉNERO QUE QUIERAS VER PARA IR DIRECTAMENTE O DISFRUTA DE TODO EL CATÁLOGO PULSANDO SOBRE NUESTRAS ESTANTERÍAS





Comentarios