EL DÍA DE LA IRA | 1967 ‧ Wéstern/Spaghetti western ‧ 1h 57m

EL DÍA DE LA IRA | 1967 ‧ Wéstern/Spaghetti western ‧ 1h 57m


Cinematte Flix no podía quedarse fuera de poseer en su catálogo arqueológico un spaguetti western y más cuando este famoso subgénero tiene mucha de nuestra sangre española. Claro está que su mayor gen latino no es español, ya que es Italia el verdadero dueño de estos westerns, pero, fue España la gran meseta donde estos se rodaron y por tanto, el trabajo, el oficio, el legado y los genes españoles corren por cada una de las venas de estos tan queridos spaguetti. Hoy venimos con uno llamado El día de la ira (1967) y en el que tenemos como estrella quizás al nombre más importante con permiso claro del hombre sin nombre.






MÁS PELÍCULAS DISPONIBLES EN LA SECCIÓN WESTERN: AQUÍ







Lee Van Cleef ejerce de maestro de ceremonias en una película que nos recuerda como las figuras del maestro y discípulo son constantes en cualquier mitología y a su vez como vimos no hace mucho en The Mandalorian, lo que se conoce como el Camino del Héroe. Cuando Hablamos de El día de la ira, hablamos de uno de los mejores y, a la vez, más complejos Spaghetti Westerns que se hayan hecho en una época donde Sergio Leone había redefinido los films del género de una forma increíble. Aquí, Tonino Valerii conjuga el clasicismo y la nueva ola europea del western en una mixtura que quedará como una de las mejores exposiciones del género y uno de los films imprescindibles para todo fanático.


Scott (Giuliano gemma) es un joven que tiene como cruz ser el hijo de una prostituta y padre desconocido. Por esto, el pueblo de Clifton se ríe de él y tiene el trabajo más degradante: limpiar los desechos humanos. Sólo las prostitutas, un vagabundo ciego y Murph Allan (Walter Rilla), una especie de figura paterna, son los que lo tratan como un ser humano.
Todo cambia cuando Frank Talby (Lee Van Cleef) llega al pueblo como un forastero de cara determinante e intenciones desconocidas pero non sanctas. Scott es el primero que va a su encuentro y Frank es otra de las personas que lo tratan decentemente, incluso saliendo en su defensa en una oportunidad. Esto hace que Scott y Frank entablen una relación bastante paternal pero de discípulo y maestro, ya que el sueño del joven es ser un pistolero y Talby tiene todo lo que se necesita.

Giuliano Gemma estaba consolidado como héroe indiscutido del western europeo, y si bien aquí compone un personaje de tintes similares (el chico bueno e inocente que es llevado a la tragedia por la vida), el tono final del personaje va virando hacia otro lugar, algo más parecido a un antihéroe, bastante diferente a sus protagónicos hasta el momento.
Y claro, que podemos decir de Lee Van Cleef, donde en este film parece haber fusionado los personajes de el paternal Mayor Douglas Mortimer y el despiadado Angel Eyes de la Trilogía del Dólar de Leone, quien lo sacó del ostracismo y le dio de nuevo el lugar que merecía en el panteón de los pistoleros clásicos.


Pero de nada valdría tener dos grandes estrellas si no hay un director de orquesta que hace todo funcione y para eso que mejor que tener a Tonino Valerii quien logra mezclar el western clásico y romántico junto a la nueva ola que venía surgiendo gracias a Sergio Leone y pone el énfasis en las relaciones y psicologías de los personajes como nunca antes se había hecho: la trinidad Murph-Scott-Talby bien podría ser influencia de George Lucas (y seguro lo es) para Star Wars y el trinomio Obi Wan-Luke-Darth Vader lo que nos lleva de nueva a The Mandalorian, serie que de nuevo se basa en la mitología clásico del héroe, su mentor y la tercera pierna.

Finalmente hablar de uno de los aspectos más importantes del spaguetti western, es decir la B.S.O. que tanto la trilogía del dollar como Keoma dejó bien claro lo importante que es el score musical en estos filmes. Para El día de la ira se recurrió al compositor Riz Ortolani y seguro que ya lo has escuchado en Django Unchained de Quentin Tarantino, que no es casual que suene cuando el personaje de Christoph Waltz le esté enseñando a disparar al personaje de Jamie Fox.
Sin dudas se podría seguir hablando y debatiendo sobre este film que dejó una marca en el género y tiene diferentes tintes como para resumirlo en un artículo. Pero les puedo asegurar que es imprescindible revisitarlo de vez en cuando para ver la influencia que ha tenido en la filmografía de muchos directores actuales.

VER GRATIS 'EL DÍA DE LA IRA' EN CINEMATTE FLIX


Comentarios