Wireless Speed Wheel, análisis y review del volante inalámbrico de Xbox 360

Ya está Forza Motorsport 4 en la calle y ha venido acompañado de un nuevo juguete de Microsoft, el Wireless Speed Wheel, es decir, un nuevo volante inalámbrico al aire en forma de U, compatible con casi todos los juegos de velocidad de nuestras Xbox 360. Lee nuestro análisis.







Lo fundamental para este análisis es dejar claro un par de factores. Vamos a análizar el periférico en su justa medida, en el valor que tiene como tal, no comparándolo con otros periféricos de utilidad similiar o, lo que lo mismo, este no es un volante habitual.
Antes de nada, dejemos esto claro: para volantes reales, lo de real siempre entre comillas, ya existen varias opciones y marcas en el mercado más que probadas y analizadas. Estamos ante un periférico diferente, por lo tanto, no hay anclajes o posición fija donde agarrarnos y reposar, no hay palanca de cambios, ni en vertical o en H, no hay pedales, ya sean de dos o de tres, y no hay ningún tipo de force feedback ni nada que se le parezca a excepción de una pequeña vibración.
Por lo tanto, el que quiera intentar imitar la realidad, la sensación real de pilotaje,  la velocidad, las vibraciones de un vehículo, las inercias, los giros, las sensaciones atmosféricas, el miedo o la adrenalina, pues que vaya a cualquier circuito de nuestro país donde alquilan sesiones de pilotaje a bordo de potentes vehículos y las sienta ahí, porque en el salón de su casa con una pantalla de 40 pulgadas y el volante más caro del mercado no va a conseguirlo.

Análisis Wireless Speed Wheel para Xbox 360

Esto quiere decir que el Wireless Speed Wheel es tan válido para jugar en casa como cualquier otro modelo clásico de volante, por supuesto ofreciendo sensaciones y virtudes muy diferentes, pero muy válido para un gran rango de perfil de usuario. Así que dejando claro que no es un volante habitual, vamos a centrarnos ya en el nuevo mando de Xbox 360.

Para empezar iremos directamente al grano, el volante, así le llamaremos de ahora en adelante. Es una maravilla, una vez puesto en nuestras manos, y siendo consciente de cuáles son sus limitaciones, este Speed Wheel nos deja emocionados al ver su respuesta y su sensación de conducción. Cualquier persona que haya probado un wiimote y su volante o un motion controller con alguna función similar, que se olvide. Este periférico no lleva una función de volante entre sus posibilidades, ¡no!, este periférico ha nacido en exclusiva para eso, pensado e ideado desde su concepción con un único propósito, manejar los juegos de velocidad con posibilidad de giro circular analógico, es decir, manejar nuestros simuladores como si tuviésemos un volante o una palanca en nuestras manos.
Su respuesta en Forza Motosport 4 es sencillamente magistral, su recorrido analógico y su reconocimiento de acelerómetro están conseguidos de una manera no alcanzada hasta ahora; las pequeñas vibraciones del mando ayudan a reflejar un poco mejor las sensaciones de superficie o las pérdidas de control e incluso en menor medida la tracción de nuestro vehículo.
El giro viene acompañado de dos botones pedal para las funciones de acelerar y frenar. Hasta ahora ningún boton de ningún  mando había conseguido un tacto tan perfecto; el recorrido y la detección de estos botones son simplemente perfectos. Un par de luces nos avisan en qué momento de la pulsación y del recorrido del botón empieza a ser efectiva, con lo que los acelerones bruscos y su automático patinaje pueden ser controlados de una manera mayor. Lo mismo con las clavadas de frenos y las pérdidas de control del vehículo, el tacto de nuestro botón freno es ideal para evitar este tipo de pérdidas de tiempo.


 En este video apreciamos la perfecta respuesta del nuevo volante de Microsoft



Una vez fuera de Forza Motosport, la respuesta del vehículo depende en gran medida de la propia simulación o jugabilidad del juego en el que estemos. El Race Pro, por ejemplo, con unos buenos ajustes también funciona de una forma magistral y con otro tipo de juego más arcade dependerá de la sensibilidad de los mismos. En todos los que hemos probado el control siempre ha sido satisfactorio en mayor o menor medida.
Las demás funciones del mando, su cruceta o sus botones están situados de una forma muy accesible y fácil de pulsar, por lo que funciones como freno de mano, cámaras, disparos o cualquier otra opción no suponen ninguna dificultad.

Antes de sacar las conclusiones finales, vamos a destacar los aspectos negativos que, por supuesto, también los tiene. El primero de ellos y fundamental es la incomprensible a priori ausencia de botones LB y RB, lo que hace imposible usar algunas secciones de menú en los juegos. En Forza Motosport, por ejemplo, no podremos navegar por la casa de subastas, lo que obligará a apagar el Wireless Speed Wheel y encender nuestro controller si queremos hacer alguna de estas funciones.
Otra ausencia es la falta de stick analógico derecho, con lo que mirar a izquierda y derecha durante una carrera es también imposible. Estas ausencias limitan las posibilidades del juego; no es que sea algo crucial,  ya que son opciones de raro uso, pero no está bien tener funciones limitadas a estas alturas de la película.
Lo peor viene cuando, si somos mal pensados, nos damos cuenta de que estas funciones sí podrían usarse con la adquisición de Kinect, la voz para movernos por los menús, y nuestro giro de cabeza para mirar a nuestro alrededor quedaría solucionado comprando Kinect.
Un último detalle negativo es la ausencia de batería una vez más y tener que recurrir a 2 pilas triple AAA.

Las luces nos ayudarán a saber mejor nuestra regulación de freno y acelerador

El Speed Wheel responde a la perfección
Llegamos ya al final de nuestro análisis, a las conclusiones y, como ya adivinaréis por el texto, estas son más que positivas. 
Desde Return solo podemos que recomendar esta experiencia. Si alguien tiene que comprar el juego Forza Motosport 4, existe un pack que por 79.90€ se llevaría una edición bundle del juego y el periférico en cuestión; sin duda una oferta irresistible. Este mando no ocupa espacio, no afea una sala de estar, no necesita instalación ni preparación, es inálambrico, es elegante y, sobre todo, funciona de maravilla, su acelerómetro y su detección de basculación es sencillamente genial, la mejor hasta el momento, sin retardos, sin lag y con una sensibilidad asombrosa y acompañado de una buena sensación de vibración.
Microsoft ha puesto una opción en el mercado genial. Al que usar un stick para manejar un coche le parezca simple pero al mismo tiempo no quiera meterse en la engorrosa tarea de colocar un enorme volante en medio de su salón, este Wireless Speed Wheel es el mejor invento que se podía haber creado.
Forza 4 y Speed Wheel son una pareja de ensueño.

El Pack de Wireless Speed Wheel y Forza 4 bundle del equipo de Return









Comentarios

  1. Gracias por el analisis

    ResponderEliminar
  2. Me parece una mi de volante

    ResponderEliminar
  3. Las pilas no son AAA sino AA, igual que la de los mandos. Hay micha diferencia de precio entre unas y otras. Un error en un gran análisis.

    ResponderEliminar
  4. An intriguing discussion is definitely worth comment.
    There's no doubt that that you ought to publish more on this issue, it may not be a taboo matter but typically people do not speak about these topics. To the next! Best wishes!!

    Also visit my web page; online blackjack

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Los comentarios en este blog están moderados. Si no abusas del SPAM se publicarán.