[Opinión] iPhone 4S: el miedo de Apple

Apple ha presentado al fin el nuevo modelo iPhone que durante tanto tiempo se ha hecho esperar. Rumores apuntaban, y de forma acertada, que no sería un terminal nuevo, si no una revisión del actual iPhone 4, como definitivamente así fue. Desde Return os ofrecemos otro punto de vista con respecto al iPhone 4S, el nuevo terminal de Apple.
Mientras la vida vuelve a brotar y el planeta comienza a girar de nuevo tras el evento que Apple convocó para presentar el iPhone 4S, muchos nos hemos quedado pensando seriamente aquello de "¿tanto para esto?". Pues sí, tanto para al final esto.

Antes de nada es importante dejar muy claro que, y como opinión crítica personal, el nuevo dispositivo móvil de Apple, llamado iPhone 4S, me parece un terminal de gran calibre y altas prestaciones. Rotundamente me niego a calificarlo como algo fuera de parámetros, porque no lo es, y estoy convencido que desde Apple no han buscado ese nivel extremo o de muy altas prestaciones, y han optado por buscar un nivel alto capaz de satisfacer a la comunidad. Y siendo honestos, si algo es capaz de mejorar lo que el hasta hoy actual iPhone 4 ofrece, ya estamos hablando de un terminal de prestaciones de enjundia, como es este iPhone 4S.

Pero el tema principal de este artículo no es entrar a valorar las especificaciones técnicas de este iPhone 4S, las cuales ya quedaron plasmadas en la cobertura a dicho terminal que los compañeros de Return realizaron a la conferencia de Apple, si no ir algo más allá y, bajo un punto de vista crítico, analizar la estratégia y últimos movimientos que la compañía de la manzana ha realizado, y todo esto sin perder la referencia de la competencia de Apple.





¿Por qué el iPhone 4S representa al miedo de Apple? Bien, quizá sea una afirmación atrevida, cierto, pero no hay duda que tras los últimos acontecimientos protagonizados por los de la manzana mordida dan indicios, al menos, para ver y analizar la situación desde otra perspectiva. 

No me cabe la mínima duda, y hablo de forma personal, que si este evento se hubiese celebrado meses antes, o incluso algún año atrás, este iPhone 4S no se hubiese llamado así, sino hubiese tenido el ansiado sufijo del "5". Apple ha gozado, y lo sigue haciendo, de una posición en el mercado única y envidiable. Su presencia e influencia es tal que puede permitirse todo tipo de movimientos y estrategias que quiera, con la mínima posibilidad de fracaso en el horizonte. Con su terminal estrella hasta la actualidad, el iPhone 4, ha alcanzado tal cota de excelencia que se antoja muy difícil que alguien o algo pueda superar lo que estos han conseguido con este dispositivo móvil.

Bajo estas coordenadas y sin prácticamente contemplar a la competencia, se erigió en el mercado como algo inalcanzable para sus competidores. Gran error por parte de los de la manzana. En un breve, pero intenso, espacio de tiempo, los iPhone se vieron acorralados por un batallón de Androides imparables, con el sello de Google sobre sus hombros y capitaneados por Samsung. De esta manera, tan rápida e inesperada, la historia cambia y el mercado da un giro radical en cuanto a nuevas preferencias y tendencias del usuario, de un usuario a todos los nivel, ya fuese de nivel de entrada, nivel medio/alto o de Hi-End.
Apple comienza a dar muestras evidentes de cierto nerviosismo, sobre todo al ser consciente que no todo está ya bajo su control, y de repente hay varios sectores que escapan a su dominio y, lo que es peor, no tienen posibilidad de entrar a competir, mientras son testigos que Android se está expandiendo y popularizando a pasos agigantados sin que ellos puedan hacer absolutamente nada por evitarlo. 

Durante las últimas fechas hemos sido testigos directos de una Apple muy activa en temas judiciales, poniendo pleitos y demandas contra todo lo que se moviese a su alrededor. A nadie escapa los "affairs" que ha mantenido estos últimos meses contra Samsung, HTC o Google. Durante todos esos meses, era habitual ver cada día alguna noticia que empezase diciendo "Apple demanda a......". Gran parte de la comunidad de usuarios, tanto partidarios de unos como de otros, echaban más en falta ver a Apple salir en las primeras planas por noticias referentes a terminales nuevos capaces de eclipsar a los de nivel alto de la competencia que por temas judiciales. El asunto se hizo claramente evidente cuando a la desesperada, los de la manzana mordida parecían más empeñados en bloquear en varios países dispositivos móviles de Samsung con Android que centrarse en su futuro iPhone 5 o en el mismo iPad 2, ya lanzado al mercado no mucho tiempo atrás. Paralelamente a todo esto, y de forma más tímida, siempre ha acompañado todo lo relativo a que sería el futuro lanzamiento del iPhone 5, llenando de rumores, todos sin confirmar nunca, de posibles datos técnicos y físicos del que tendría que ser su próximo terminal. 

Un terminal, y más de estas características y niveles de exigencia, no se diseña en cuatro días, en absoluto que no. El que tendría que ser el futuro iPhone 5 estaría gestándose en los laboratorios de Apple desde hace mucho más tiempo, incluso desde antes de la aparición al mercado del popular iPhone 4. Al margen de Apple, o incluso con Apple en la mente, la competenia (dígase claramente Samsung) no sólo lanzaba un terminal con nas prestaciones y datos capaz de hacer sombra al actual por entonces iPhone 4, sino que no se conformaba con un único modelo y era capaz de poner en el mercado varios dispositivos móviles de alta gama capaz de competir de tú a tú con el mejor de los iPhone, tanto en calidad como en popularidad. 


Mientras Apple parecía mover ficha con algún rumor o filtración con respecto a su futuro "iPhone 5", la competencia irrumpía con nuevos datos confirmados que multiplicaban en calidad y potencia a cualquier rumor en torno a aquel hipotético iPhone 5. 

Y aquí, a partir de aquí, es donde viene ese miedo de Apple. Conscientes que ese "nuevo iPhone" que estaban preparando, el cual muy posiblemente se hubiese llamado iPhone 5, no podía ser presentado como tal, ya que, y como la actualidad refleja de forma extrema y clara, hubiese quedado muy por debajo en cuanto a prestaciones técnicas con respecto a sus rivales inmediatos, comenzaron a aparecer rumores apuntando a "no será un iPhone 5, sino una revisión del actual iPhone 4".

A esas alturas del año fiscal ya no daba tiempo a rediseñar de nuevo el proyecto "iPhone 5" para ajustarlo a los niveles de exigencia y calidad que la competencia había anunciado. Se corría el riesgo que ese futuro iPhone se llenara de "parches", sin dar al cliente la calidad final genuina de Apple a la que están acostumbrados. Apple sabía muy bien que anunciar un iPhone 5 es estos momentos sería demasiado arriesgado, casi definitivo, ante terminales de Samsung como el Galaxy S II, y sobre todo ante 3 modelos nuevos de Samsung, dos de ellos de irrupción al mercado casi inmediata, como son el Galaxy Note y el Google Nexus Prime, con el Galaxy S III apuntando a la primera parte del próximo año. 

La salida, única para salir lo más airoso posible, estaba muy clara: iPhone 4S. Con esta fórmula, Apple consigue minimizar los daños, tanto de popularidad como de calidad, de su joya de la corona y estandárte, el iPhone. En una conferencia capaz de dormir a cualquier asistente a la misma, y donde han centrado muchos minutos de la misma en intentar centrar la atención en programas y aplicaciones de iOS, han terminado de confirmar lo que, y estoy seguro que a mucho más gente también, para mí escenifica una clara pérdida de posición y popularidad en el mercado de los SmartPhones, algo casi útopico y que nadie nos hubiésemos imaginado hace apenas 12 meses atrás.



Mientras el usuario fiel de Apple intenta ver el vaso medio lleno -lo cual es loable y muy respetable- argumentando de forma insaciable las bondades de las nuevas funciones del sistema operativo iOS, el cual de forma sospechosa se parece cada día más a Android,  o alaba sin cesar cómo será de buena la nueva cámara de fotos de 8 megapixels del iPhone 4S, quizá no se haya parado a pensar, o todavía no se haya dado cuenta -o lo que sería peor, que no quiera darse cuenta- que ese iPhone 4S va a ser quien tenga que lidiar, y a buen seguro que durante muchos meses, con dispositivos móviles con pantallas entre las 4,7" pulgadas y 5,3" pulgadas, con resoluciones nativas de pantalla entre de 720p hasta 1024p, con procesadores de entre 2 y 4 núcleos, capaces de dar frecuencias de 2GHz por núcleo. Diseños estilizados y delgados, con un peso cada vez más liviano. Y por supuesto con actualizaciones firmes y cada vez de más referencia como las de un sistema operativo como Ice Cream Sandwich. Pero, a su vez, ese usuario fiel de Apple sabe que todo esto se lleva mejor con un "4S" detrás que con un "5". 

Bienvenido, iPhone 4S.

Comentarios

  1. Lo enfocais/ enfocas desde un único punto de vista. Y si fuera la seguridad de apple? están tan seguros que el 4s va a funcionar ....

    ResponderEliminar
  2. La gente de "a pie" cuando cambia de compañía o renueva pide el ifone ... como les sale mu caro con los puntos se compra un android :)

    ResponderEliminar
  3. Esa misma forma de pensar es la que ha propiciado que la gente disfrute de pantallas de casi 5" y HD de verdad, y 3D, y en Apple esteis aun con 3,5", casi como mi Alcatel.

    ResponderEliminar
  4. Bueno todos son opiniones. La conferencia ha decepcionado, todos esperábamos un iPhone 5, y nos encontramos con un 4S. Ahora bien, a que tenia miedo Apple cuando lanzo el 3GS? Es un movimiento parecido al de ahora.
    Se sabia desde hace tiempo (desde que se presento el iPad 2) que el nuevo teléfono llevaría en sus tripas el chip A5, así como la mejora de la cámara (publicado por Sony cuando se hizo publico el acuerdo entre ambas compañías)
    Que centren la Keynote en software.... creo que Siri es una novedad mas que importante, la integración con iOS es total (esperemos a verla en español) Siri esta dando la vuelta al mundo, no hay mas que mirar por la www ... si eso ya existía y es una copia por que no se ha comentado antes con tanta fuerza. Apple siempre va un paso mas allá que sus competidores. Simplemente funciona :)

    ResponderEliminar
  5. Apple no puede luchar con las actualizaciones de terminales de TODAS las compañías, eso esta mas que claro.... pero no lo necesita, por algo es el teléfono mas vendido...

    ResponderEliminar
  6. Murio Steve Jobs!!! Q.E.D...

    ResponderEliminar
  7. wow excelente analisis mi hermano
    apple le tiene terror alos androides en especial a los samsung

    ResponderEliminar
  8. Prefiero el iphone 3gs a cualquier android galaxy sII, android 3D o htc o similar.
    De la misma manera que prefiero un Mercedes a cualquier Daewo, hyunday, Kia o sanyong pata negra.
    O prefiero un Tag Heuer con hora, minutero, segundero y calendario de 31 dias a cualquier Lotus, Casio o Dolce & Gabbana de titanio.
    ...Es cuestión de gustos..

    ResponderEliminar
  9. Cuando uses un Iphone no te interesará ningún tipo de móvil, prestación o similar que te diga que mejora a este.
    Y no hablemos de su IOS o aplicaciones infinitas, (previamente jailbreckeado).
    ¿habéis visto la tv en un iphone?.
    ¿y con otro sistema operativo?

    Es cuestión de gustos...

    ResponderEliminar
  10. YO COMPRE UN SAMSUNG GALAXY S2 Y LO TUVE QUE CAMBIAR 2 VECES PORQUE SE CORTABA LA VOZ , AL FINAL LO CAMBIE POR EL IPHONE
    4S , Y ME FUNCIONA BIEN

    ResponderEliminar
  11. el sistema operativo android de google es muy joben aun y apenas salio ayer,a echo en este poco tiempo lo que a apple lea tomado toda la vida definitivamente la manzanita siente pasos de animal grande y por eso reencarno el iphone 5 en el 4s para no hacer el ridiculo si enbargo es un exelente terminal sin desprestigiarlo pero apple se esta quedando atras viendo el polvo de samsung y google" yo soy fanatico del mejor terminal sin importar marca por eso no estoy con nadie si no con el mejor"

    ResponderEliminar
  12. yo apostaria que la mayoria de la gente usaria iphone si no fueran tan caros en chile porlomenos, aparte de las prestaciones de iphone es su IOS. que a comparacion de los android es mucho mas amigable de usar...

    ResponderEliminar
  13. El tema de que todo el mundo se decante por iPhone ya no tiene que ver con la calidad de sus productos (que obviamente es alta, al igual que sus precios) sino con un tema de MODA. Asi mismo, yo tengo un terminal Android, "convivo" con los iPhone de mi novia y mi padre y, sinceramente, no he visto todavía ventajas para cambiar mi Android con un movil de Apple.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Los comentarios en este blog están moderados. Si no abusas del SPAM se publicarán.