Bonus Track: (Lo que hay detrás de ) Kokomo

Eran los primeros días del año 1988 y Los Beach Boys eran mas famosos por las canciones de los 60's que por sus nuevas creaciones. Las ventas de sus nuevos discos iban decreciendo y mas encima habían sufrido la perdida de su baterista y fundador Dennis Wilson que decidió terminar con su vida ahogandose en las aguas de una playa de Los Angeles, debido a una larga depresión juntada con su aducción a la bebida.
La única noticia positiva, venía sobre el estado de salud de su líder creativo, el cerebro musical de la banda, nos referimos al señor Brian Wilson que manifestaba mejorías ante su estado mental y lo único que tenían que hacer sus familiares seria vigilar a su médico personal, de apellido Landy, que lo usaba como un "conejillo de Indias" para experimentar cuantas ideas se le pasara por su cabeza. Al parecer, ahora el único loco era el médico.



Ante todo ese contexto desordenado y bastante oscuro, un día el representante de la banda llamó a Mike Love para comentarle que el productor Terry Melcher quería trabajar en una canción con los Beach Boys para que sea incluída en la banda sonora de la pelicula Cocktail (cinta que contaba con el rol protagónico de Tom Cruise). Obviamente la banda dió el sí...

La ídea planteada por los productores de la película para tener en sus filas a Los Beach Boys era que la mayoría encontraba qye su música siempre era divertida e iban de la mano con la recreación y el pasarlo bien entre amigos. Además, no había que dejar de lado que era una de las bandas mas prestigiosas de los 60's y toda una leyenda en la historia del buen rock.
Además, Melcher era muy conocido dentro del ambiente musical. Este productor, hijo de la mítica actriz Doris Day, había trabajado con The Byrds y Paul Revere And The Raiders entre otras bandas que rondaban la escena musical en los 60's.
Melcher ya conocía a Los Beach Boys, ya que trabajó junto a Brian Wilson en los arreglos musicales de las canciones que petenecían al famoso disco Pet Sounds, una joya musical que todo fanático del rock debe escuchar ( y que ya apareció en un anterior Bonus Track!!).

En eso días, Terry Melcher volvía a la actividad musical luego de estar recluído en una cárcel de Estados Unidos tras ser culpado como cómplice del asesinato de Sharon Tate, esposa de Roman Polanski, que murió en manos del maldadoso Charles Manson. La razón de su reclusión se debe a que el lugar donde ocurrió esta terrible la tragedia era propiedad del productor, que se la había prestado a Polanski y su novia para que pasaran un buen descanso.
Además, pocos días antes del asesinato, Melcher estuvo conversando con Manson, ya que este "loco" quería grabar un LP con canciones "folk" junto a su amigo Dennis Wilson (el mencionado baterista de los Beach Boys), ya que se promocionaba con tener talento como compositor y que sus creaciones eran de buena calidad. Al recibir un rotundo "no" por parte de Melcher, Manson gritó al cielo que habría una dulce venganza por no cumplirle su sueño... El resto es otra historia.
Pero volvamos al año 1988, época donde Los Beach Boys querían volver en gloria y majestad a los charts mundiales.

La canción elegida para que grabara la mítica banda era una pieza musical llamada "Kokomo", que había sido escrita por Melcher junto al compositor John Phillips, que fue miembro de The Mamas and the Papas. A ellos se le agregaron en los arreglos musicales, el Beach Boy, Mike Love, y el famoso cantante Scott McKenzie, que popularizó la hermosa canción "San Francisco", pieza épica de la decada de los 60's.
Cabe señalar que en esta canción no contó con la fuerza creativa de Brian Wilson, debido a que el cerebro musical de la banda estaba mas preocupado de su debut como solista que en el resurgimento de su banda. En esos días, Brian presentaba al mundo su hermosa canción "Love And Mercy", que marcaba su primer paso a una carrera solista que supuestamente le traería buenos beneficios. Tres semanas después de su lanzamiento la cosa era totalmente distinta, el fracaso del single llevó a que Brian Wilson mejor se concentrara en el trabajo con su banda.

"Kokomo" era un título inventado por los compositores de la canción pero tiene cierta relación con el nombre de una localidad ubicada en Indiana. Otra teoría sobre el surgimiento del titulo de la canción es que deriva de un antiguo nombre de una isla de Jamaica, que ahora se la conoce como Sandals Cay.
La segunda teoría esta mas cerca de lo que los musicos querían transmitir en la canción, ya que ellos la planearon como una representación a todos esos lugares tropicales que todo ser humano desea conocer y pasar unas merecidas vacaciones o para escapar de la aburrida vida laboral urbana. Por ello fue John Phillips quien eligió a "Kokomo" como titulo para la "rola".
Con esa ídea, Mike Love decidió incluir dentro de la canción el nombre de diferentes lugares paradisiacos como Aruba, Jamaica, Bermuda, Bahamas, Key Largo, Montego Bay, Martinique, Montserrat, y Port-au-Prince (Haití).

Luego de idear la canción, los Beach Boys solo se preocuparon de cantar y arreglar los coros mediante llamativas y típicas armonías vocales. La interpretación musical corrió por cuenta de un grupo de músicos de estudio, donde participaron Jim Keltner en batería y Ry Cooder en guitarra. Cabe señalar que Keltner era un baterista con mucho recorrido en la escena del rock, ya que había tocado en discos de George Harrison, Bob Dylan y Elvis Costello. Mientras tanto Cooder ya tenía bajo el brazo un curriculum lleno de sorpresas, entre ellas el trabajo en diversas bandas sonoras. Para trabajar en los teclados y el acordeón, Brian Wilson decidió contactar a Van Dyke Parks, que era uno de sus mejores amigos y que había trabajado en las canciones de su eterno disco "Smile". El resto de los músicos participantes en esa sesión no fueron acreditados y quedaron en el anonimato eterno.

Terminada la grabación de "Kokomo", en Julio de 1988 se lanzó al publico esta hermosa canción. Para promocionarla, la banda decidió salir de gira por varios lugares de Estados Unidos, con el fin de que la canción se haga eterna.
A pesar de sus actuaciones, la canción no lograba "pegar" entre la gente y pasaba sin gloria ni pena por los charts. Pero meses despues, cuando se estrenó la pelicula Cocktail, la canción empezó a tomar éxito poco a poco. Tanto que en Estados Unidos llegó al primer lugar del Billboard Hot 100, algo que la banda no lograba desde el año 1966 cuando lograron llegar a esa posición con la canción "Good Vibrations".


Pero la canción tambien dió la vuelta al mundo, ya que en paises como Francia, Austria, Alemania, Australia y Suiza había logrado entrar en los primeros 20 lugares de sus respectivos charts. Con esos datos, no había duda de que Los Beach Boys volvían a saltarlas barreras del tiempo para sonar en las radios, pero esta vez con una canción nueva...
A tanto llegó la fama de la banda con esta pieza, que muchas empresas hoteleras se aprovecharon del mensaje de la canción y decidieron bautizar a sus nuevos bares, centros de relajo y hoteles con el nombre de Kokomo, que el último hit de esta mítica banda que quedó en la historia del Rock estadounidense y mundial.



Comentarios