Bonus Track: La noche agitada de Mr. Mister

Ocurrió en Chile, y fue en el año 1988, justo cuando el país se encontraba en una etapa crucial para el fín de la dictadura militar liderada por Augusto Pinochet. Era el año del plebiscito, donde el pueblo chileno por fín volvía a la urnas para declarar en la vía democrática el “Sí” o el “No”. Obviamente, en esa época se vivían momentos tensos dentro del país y las declaraciones politicas iban con mucho "condimento" de lado a lado.



Para dejar de lado todos los problemas económicos, judiciales y sociales del país, y taparlos de manera atlética la escena noticiosa, los ojos del mundo miraban todos los veranos el Festival de Viña Del Mar. Un encuentro musical donde cada año aparecían diversos artistas de renombre y otros que sólo los conocían su familia cercana.

Para ese mítico año 1988 se subieron al escenario de la Quinta Vergara artistas de la talla de Los Enanitos Verdes, Nydia Caro, "El Puma" Rodriguez, Laura Branigan y El Huaso Clavel (?). Pero el plato fuerte de ese Festival era la banda norteamericana Mr.Mister, que venía pegando en todas las radios con su éxito arrollador "Broken Wings" y las muchachas se "morían" por verlos sobre el escenario y corear todas sus emblemáticas canciones.

Y así fue, la banda deleitaba a su fanaticada entonando sus canciones más energeticas hasta que ocurrió un suceso que los hizo mas famosos que sus antiguos hits. En un momento del concierto, cuando estaban a punto de interpretar una nueva canción del repertorio, el vocalista de la banda, el señor Richard Page, sacó un papel de su bolsillo y declaró frente al público: “Saludo a todos los actores chilenos que han sido amenazados de muerte, los artistas del mundo están con ustedes”. Esas declaraciones provocaron la ira de los gerentes del canal que transmitía el Certamen y obviamente para los aliados a Pinochet esa actitud era digan para hacelros desaparecer.
Rápidamente, la televisón censuró esas palabras del músico y pasó a comerciales con el fín de que el resto mundo no se enterara de que en Chile torturaban a los que pansaban distinto y hacían desaparecer a los artistas que cantaban en contra del Gobierno de Pinochet o hacía pensar a la gente, y además esas palabras le quitaba credibilidad a su "auto-proclamada" batalla contra el cáncer marxista.

Al terminar su presentación, Page fue llevado por los organizadores del festival a un pequeño cuarto donde le tenían un documento para firmar. Dicho documento decía que el cantante se retractaba de manera total sus dichos, pero Page se negó a poner la "millonaria" ya que defendía a muerte a sus colegas. No había otra salida, esto tenía que ser por la razón o la fuerza y tras fracasar las conversaciones, el músico fue llevado donde un grupo de militares fieles al dictador. La cosa se ponía fea...

Finalmente, mientras los televidentes veían sólo comerciales, el animador Antonio Vodanovic llamó a terreno a Page para que le pidiera perdón al país por sus "ofensivas" palabras que eran tan ciertas ,como dos por dos es cuatro ,pero que dañaban la imagen del país. Asi fue como Richard Page pescó el microfono y dijo: “Somos músicos y no políticos, los amamos a todos”. Y el show televisivo siguió mostrando caras felices y maquilladas al resto del mundo como si nada hubiera pasado...

Comentarios