Bonus Track: De Foo Fighters y mineros

Hace exactamente un año atrás, todo el mundo estaba atento con el milagroso y calculado rescate de los 33 mineros atrapados en la Mina San José, ubicada a 29 km al noroeste de la ciudad de Copiapó.
Tras 70 días sepultados a casi 700 km bajo tierra, estos 33 trabajadores resistieron a todo, desde sobrevivir con una lata de atún, hasta pasar a ser declarado muertos por el Ministro Golborne, quien en esos días lloraba con lágrimas falsas para hacer accionar el patriotismo barato.


Lo que sí quedó muy en claro es que esos esforzados trabajadores, que día a día dan su vida por sacar un sueldo a veces miserable y con condiciones laborales deplorables, demostraron al mundo que sus fuerzas y su fé ante la vida eran tan grandes como el cielo.
Aprovechando esta ocasión, que mas que celebrarla con globos y cornetas debería ser un momento de reflexión para que los dueños de las empresas le dén un trato digno a sus trabajadores, decidimos rendirle un homenaje por medio de un instrumental de la banda estadounidense Foo Fighters, quienes inspirados en otro accidente minero escribieron el insturmental "The Ballad of the Beaconsfield Miners".


Esta canción, que fue publicada en Septiembre del 2007 en el disco Echoes, Silence, Patience & Grace, tuvo su inspiración a finales de Julio del año 2006 cuando en una mina de Oro de la ciudad de Beaconsfield, ubicada en la isla Tasmania, tres mineros quedaron atrapados a más de un kilómetro de proofundidad, dentro de una jaula de acero donde apenas se podían mover. Obviamente la noticia dió la vuelta al mundo y los medios de comunicación quedaron sorprendidos con la historia de estos tres mineros que durante 5 días sobrevivieron bebiendo el agua que se filtraba por las rocas. Con el paso de los días, la cosa se puso muy fea cuando se supo que uno de los mineros lamentablemente había muerto a causa del derrumbe.

Pero todo el mundo estalló de alegría cuando los ingenieros y los rescatistas anónimos dieron con la ubicación de los mineros bajo tierra, y a partir de ese momento se les fue entregando bebida y alimentos a traves de una sonda con el fin de que esperen en buena forma su rescate.

Pero la espera por el rescate no la podían aferrar solo a comida y bebidas, ya que uno de los mineros, el señor Brant Webb, pidió a los rescatistas que le enviaran por la sonda un iPod con todos los discos de Foo Fighters, que era su banda favorita. De esa forma esperaría su rescate con buen rock y la ansiedad pasaría a segundo plano. Esa noticia tambien dió la vuelta al mundo y llegó a los oídos del mismisimo Dave Grohl, vocalista y lider de la banda, que quedó impactado por ese detalle y hasta llegó a las lágrimas cuando supo que sus canciones ayudaron a esos dos mineros en la espera de su rescate en el interior de la tierra.

Emocionado, el ex-baterista de Nirvana le envió una nota a esos dos mineros que por esos días eran el foco de los medios de comunicación a nivel mundial. Esa mítica nota decía: "Aunque en estos momentos me encuentre al otro lado del mundo, quiero decirles que mi corazón está con ustedes dos, y quiero que sepan que cuando lleguen a a casa, habran 2 entradas para cualquier recital de los "Foo", no importa en que lugar, y les daremos dos cervezas frías que ya estan esperandolos. Trato hecho? "

Finalmente un 9 de Mayo del año 2006, Todd Russel y Brant Webb fueron rescatados desde las profundidades de la tierra y el festejo fue enorme ya que la vida nuevamente le ganaba a una tragedia.
Meses despues, y tras contar sus experiencias en varios medios de comunicación sobre ese épico momento, en Octubre de 2006, los dos mineros cumplieron el trato de Grohl y asistieron al recital de los Foo Fighter en el famoso Ópera de Sydney, donde la banda de Seattle haría tres conciertos "desenchufados".
En esa ocasión, Grohl presentó una canción dedicada a los mineros, que la había escrito el mismo día que supo sobre la tragedia y como un merecido homenaje a esos dos fans y valientes mineros, dijo que la incluíria en el disco que lanzarian el año 2007. Esa canción era un emotivo instrumental acústico llamado "The Ballad of the Beaconsfield Miners".

Posteriormente, tal como lo estipuló el vocalista de la banda en ese concierto, la pieza musical fue grabada dentro del disco Echoes, Silence, Patience & Grace y contó con la participación de la talentosa guitarrista Kaki King. Un detalle muy importante...
La idea de ese instrumental era recordar por siempre ese histórico momento, donde dos mineros sobrevivieron por dos semanas bajo la tierra y tuvieron que sufrir la pérdida de uno de sus colegas aplastados por las rocas, por esas mismas rocas que eran su materia para sobrevivir y ser pagados, esas que les daba su bono de salud, por esas rocas que son su trabajo, su sobrevivencia en el caótico mundo capitalista del hoy.

En Noviembre del año 2007, en una entrevista con el Daily Mail, Grhol mencionó que ese momento fue uno de los mas importantes de su vida y señaló que "mucha gente me ha dicho que gracias a nuestras canciones habian superado problematicas como el divorcio o un duelo por un pariente fallecido, pero sobre el tema de sobrevivir lo encuentro fantastico y estos dos hombres son muy especial para mí. Escribí esta canción como un homenaje y le prometí a Brant (Webb) que la pondría en el álbum"

Pero tal como mencionamos al principio, esta canción ya no es solo un homenaje a esos dos mineros de Tasmania que sobrevivieron bajo tierra por dos semanas, tambien es un mensaje a no olvidar que en todo el mundo hay personas que tienen que "parar la olla" y trabajar bajo tierra en condiciones malísimas para buscar riquezas que valen muchos dólares para un gerente y a cambio tienen un trato laboral indigno, con sueldos miserables, con problemas de salud que a la Empresa le importa un "pepino". Lo mismo pasó como esos 33 mineros que dieron la vuelta al mundo tras pasar casi 70 días bajo tierra.

Ojalá esto no ocurra más, que los mandatarios en vez de andar dando "jugo" y cátedras sobre la garra de esos seres humanos, fiscalizen las empresas que por querer ganar mas dinero le quitan prestigio a sus mineros y no los cuidan. Ellos sobrevivieron a un manto de rocas, y a la vez nos mostraron el trato miserable que la empresa privada le dá a sus trabajadores en este flaco pais. Ellos fueron victimas de una realidad no bien informada, ellos fueron la luz para los políticos ciegos... No los olviden.


Comentarios