Google y La Nube: La combinación energética perfecta

"La Nube" se ha convertido en el nuevo punto de partida del internet actual. Las grandes empresas del sector claramente van diseñando todos sus proyectos presentes y futuros en torno a La Nube, para ofrecernos el mejor servicio posible. De todas las compañías presentes sin duda destaca Google y su proyecto para La Nube. 

El ecosistema, o comunidad, como queramos llamarlo, que Google ha creado en torno a internet es inmenso, maravilloso. Realmente un servidor hace unos años, cuando internet se encontraba en un punto todavía sin definir como en la actualidad, nunca hubiese imaginado un internet moderno como el de hoy, como el que los de Mountain View nos han diseñado y con el cual tenemos una accesibilidad e integración "casi" completas.

Una de las características principales que representa al ecosistema de Google en la red son sus servicios en La Nube. Desde el inicio han tenido muy claro cuál era el camino futuro a seguir, diseñando desde la base toda su infraestructura en torno a La Nube. A partir de ese momento se establece un nuevo rumbo en internet, un nuevo camino a seguir, y en el que el resto de empresas del sector no tienen más remedio que imitar y seguir a lo establecido por Google.

Pues bien, aunque podríamos pasarnos horas y horas hablando de las virtudes de Google como compañía tecnológica, ahora nos gustaría centrarnos en las virtudes y ventajas que ofrece La Nube de Google como energía limpia y su capacidad de ahorro y beneficios para todos nosotros, y sobre todo para la naturaleza. 


Un estudio reciente de la CDP y Verdantix arroja unos datos energéticos francamente abrumadores y prometedores en torno a la eficiencia y bajo consumo de los servicios de Google en La Nube, claramente mejores a los que los centros de datos y almacenaje tradicionales nos ofrecen.

Y para darnos datos, nos ponen unos ejemplos realmente fantásticos, a la vez que elocuentes, como por ejemplo a la hora de enviar mensajes:

¿Recuerdas aquellas escenas románticas donde el chico enviaba una carta de amor a su amada dentro de una botella de cristal por el mar? Pues esta escena tan bonita equivaldría, en lo que a energía se refiere, a estar usando durante un año seguido Gmail para enviar mensajes a tu amada cada día. Fantástico, ¿verdad? Por supuesto hay que tener en cuenta el proceso de fabricación de "esa botella" en concreto que hemos utilizado para enviar la carta por el mar.

También hicieron un seguimiento cercano a Youtube, donde también se ofrecen cifras de sostenibilidad energética realmente excelentes. Reproducir un minuto de vídeo en Youtube hace que sus servidores consuman 0,0002 kWh de energía. Dicho de otro modo, esto equivale a la energía que tu cuerpo consume durante 8 segundos andando, lo que es decir, nada. Otro ejemplo demoledor, la fabricación, empaquetación y envío de un sólo y único DVD equivale a 72 horas continuadas de vídeos en Youtube.


Por supuesto hay que ser conscientes que para utilizar estos servicios que Google nos ofrece en La Nube necesitamos una pantalla de TV y una computadora que también consumen energía por su cuenta, además de la que acabamos de comentar sobre la infraestructura en La Nube que Google pone a nuestra disposición. 

Pero una cosa está clara, y es que La Nube se postula de manera clara como un medio mucho más eficiente y sostenible al tradicional en lo que a ahorro de energía se refiere. Y es que cada dato que enviamos o recibamos, ya sea por correo electrónico o vídeo que reproduzcamos, La Nube ofrece unos datos energéticos plenamente superiores al que nos ofrecen los centros de datos.  

Comentarios