Bonus Track: "I Don't Like Mondays"

Los Boomtown Rats fueron una de las bandas mas respetadas en su tierra natal, la hermosa Irlanda, ya que fueron los primeros en lograr un N°1 en el UK Singles Charts y ese episodio los dejò marcados para siempre. Con una amplia variedad de estilos, que iban desde el punk hasta el más comercial New wave, esta banda no hay que irarla tan en menos.
Ademàs, hay que destacar su activa participación social de su líder y vocalista Bob Geldof, quien dejaba asombrado a su público con una impresionante "performance" sobre el escenario y por su trabajo social, donde siempre iba en ayuda de aquellos paises que no tenían nada a causa de alguna catástrofe o la estaban pasando mal por problemas políticos.

Para introducirnos de manera perfecta en la historia de "I Don't Like Mondays", quizàs su canciòn mas reconocida a nivel mundial, tenemos que retroceder al Lunes 29 de Enero del año 1979, que fue un comienzo de semana impactante para todo el pueblo estadounidense y en especial para los que laburaban en la secundaria de San Diego. Es que ese día, una jóven llamada Brenda Spencer, que sólo tenía 16 años y que además era alumna regular de ese establecimiento educacional, decidió llevar en vez de sus libros y cuadernos un rifle. Sí tal como usted lee... Esta niña llevó un rifle, el cuál llegó a sus manos como un obsequio de navidad por parte de su padre,y no hayó mejor forma de probar su nuevo juguete (?) que disparando a sus profesores y compañeros de cursos desde la vereda del frente. Esta adolescente le diparó sin piedad a 11 personas, de las cuales dos murieron (el portero y el director de la escuela), y tras escuchar las sirenas de la policía arrancó a su casa, donde se mantuvo escondida. Obviamente, esta tragedia fue "pan caliente" para los medios de comunicación, que transmitieron en vivo todo lo que sucedía en esos momentos. Fueron 7 horas las que tuvieron que esperar los policías y los medios de comunicación para que Brenda se entregara y empezara el interrogatorio sobre el caso.
Fue en ese momento, cuando ya salía de su casa con unas esposas en las manos, cuando un periodista le preguntó a Brenda sobre el por qué hizo tal acto, y ella paró su caminata y le respondió unas frases que dejaron sorprendidos a todos lo que estaban atentos a esa tragedia: "La estaba probando, eso es todo. Tenía ganas de hacerlo y además no me gustan los Lunes. Esto lo hice como una forma de alegrar el día. Es que a nadie le gusta el día Lunes". Luego añadió que "sólo fue por diversión, vi a los niños como unos patos que paseaban por una charca y un rebaño de vacas rodeándolos, blancos fáciles".
Finalmente, Brenda Spencer fue declarada culpable de dos asesinatos a mano armada y de asalto con arma mortal. Por ello fue condenada a cadena perpetua, la cual cumple en una cárcel de mujeres en California.

Esta impactante noticia dió la vuelta al mundo y dejó muy asustada a la sociedad estadounidense, quienes ya no confiaban ni en los compañeros de curso de sus hijos. Mientras todo eso ocurría, el vocalista de la banda, el señor Bob Geldof, se encontraba en Atlanta promocionando el nuevo trabajo musical que pronto saldría a la venta. Fue en esa ciudad, donde Geldof se enteró y vió en vivo y en directo el acto cruel de Brenda Spencer. Asi que inspirado por ese duro momento, por la falta de remordimiento de esa joven y por la inocente frase "No me gustan los Lunes", Geldof empezó a escribir una canción a ritmo de reggae con el fin de expresar su preocupación por los problemas que aquejan a esta sociedad globalizada, problemas que a veces llegan a este trágico resultado.

Al otro día pescó sus cosas y arrancó a Los Angeles a juntarse con el resto de la banda, con quienes empezaría una gira por todo ese país ubicado en America del Norte. Así fue como en una sesión "flash", y en un improvisado estudio de grabación, Geldof grabó la versión demo de su nueva canción a puro piano, y bajo el singular título "I Don't Like Mondays".
Tras volver a su Irlanda querida, los Boomtown Rats empezaron a grabar el nuevo material para su esperado tercer disco. Entre esas canciones estaba la que ya habíamos mencionado, pero que en estas nuevas sesiones la modificaron, en cuanto a lo musical y la dejaron mas cercana al New Wave que a la música de Jamaica.
En ella la frase dedicada al día Lunes toma un cartel fuerte y muy principal, acompañada de una maravillosa parte de piano interpretada por Johnny Fingers, que ayuda a darle otro enfoque a la melodía y no dejarla tan básica.

Tras terminar y grabar la canción, los Boomtown Rats se fueron nuevamente de gira de por Estados Unidos, y decidieron incluírla dentro del repertorio, para analizar si era una buena idea lanzarla como single, ya que Geldof no se encontraba muy a gusto con el resultado final de esta "rola". Pero tras interpretarla en esa gira, los integrantes de la banda se dieron cuenta que la canción ya causaba furor entre su fanaticada, asi que estaba revotando la idea de lanzarla como single...

Finalmente fue publicada en Julio del año 1979, y desde que el disco pisó suelo estadounidense la familia de Brenda Spencer intentó hacer un boicot para que los medios de comunicación no promocionaran en sus parrillas programáticas a "I Don't Like Mondays", ya que pedían respeto por Brenda y además no querían que se burlaran de esa tragedia que les cambió la vida rotundamente. El resultado de esa protesta formal, hizo que la canción sólo llegara al puesto #73 del Billboard Hot 100, y estuvo marcada por varios discursos de agentes sociales que pedían no hacer burlas ni promocionar la violencia armada, ya que era (y aún lo es) uno de los grandes problemas en Estados Unidos.

Mientras tanto, en el Reino Unido "I Don't Like Mondays" llegaba al primer lugar de los charts en Julio de ese año, al igual que en otros territorios de Europa donde la canción ya era un hit que colapsaba todos los diales de radios. Uno de los motivos por los cuales la canción logró ser un éxito en esas tierras fue el significado básico que le dieron a la lírica de Geldof. Muchas radios y programas de televisión tocaban la canción con el fin de ironizar el comienzo de la semana de laburo, y dejar de pensar en el fin de semana. De hecho, hasta el día de hoy muchas radios colocan esta canción los días Lunes, para que el oyente saque su rabia y grite al mundo que odia desde lo profundo ese cansador primer día de la semana, olvidando su verdadero mensaje que estaba marcado por una tragedia que aún es comentada en suelo norteamericano.

Comentarios