Crítica 2 Transformer 3 El Lado Oscuro de la Luna. Opinión. Análisis

Ya llegó, nuestra sesión veraniega de juguetes de Hasbro está con nosotros, los Autobots y los Decepticons se han metido en nuestras salas y esta vez en 3D, ¿Estaremos ante una revolución en la franquicia?




Los Transformer no son un producto originario americano, sus creadores fueron los japoneses de Takara Tomy y no fue hasta el año 1982 cuando la marca Hasbro se hizo con sus derechos.
Y a que viene esto preguntarán ustedes, pues simplemente que después de ver los tres capítulos de la saga no puedo dejar de pensar que si los Transformers  nunca hubiesen salido de Japon, quizás podían haber sido versionados por Go Nagai por ejemplo, y posiblemente de este modo podríamos haber visto algo de mucha más calidad e imaginación que lo que hemos tenido que sufrir con esta franquicia.

Roland Emerich ya adaptó otro hito japones como fue Godzilla y ahora su hermano cinematográfico hace lo mismo, estos dos directores son los nombres claves del nuevo cine de acción que nació a finales de los 90, y que sean nombres claves no quiere decir que sean buenos. Ambos están empeñados en destruir el mundo, no saben que para eso ya estamos los humanos, en cambio parecen no darse cuenta que lo único que se están cargando es el cine, pero en fin si el mismo Steven Spielberg no solo lo permite
sino que lo apadrina no seremos nosotros quien nos pongamos mojigatos con este tipo de películas. Eso sí, si tengo que pagarle una tarde de cine palomitera en una sala 3D a cualquier infante o adolescente allegado a mi, preferiría hacerlo con la reciente, sangrienta y no apta Piranha 3D, que con esta producción para todos los públicos. Prefiero permitir el daño emocional, de la sangre y sexo de la primera, que lo que pueda acarrear en los gustos personales la última de Michael Bay.


Especial Transformers: Crítica 2 Transformer 3 El Lado Oscuro de la Luna


Pero antes de seguir me gustaría aclarar un punto que parece no estoy dejando claro. Y es simplemente que yo no pienso que Transformer 3 sea una mala película, no creo que sus técnicos de sonido hayan hecho un mal trabajo, o el equipo de efectos digitales no sea creativo o incluso su staff de casting o sus guionistas no cumplan eficicientemente con su labor, no, yo de lo que me quejo no es del resultado, sino del modelo, de la base, de la gente que hay más allá, de los que han permitido que hayamos llegado a entender el cine de entretenimiento de este modo.
Si hace tres años me hubiesen preguntado si se hace este tipo de película porque es lo que la gente pide, o en cambio, si la gente va a ver este cine porque es lo que les dan, no hubiese sabido responder, pero por suerte después de ver la calidad y los 1000 millones recaudados por el Batman de Nolan la cosa empieza a estar más clara, la calidad, la taquilla y se me apuras el arte, no deben estar reñidos.

Una vez hecho este apunte  nos centramos en la pregunta clave que uno se hace al salir de una sala de cine, ¿que conclusión saco de esta película?, pues tras mucho reflexionar solo una, Pixar.
Pixar por una simple razón, gracias a ellos nos queda la esperanza de recuperar a la generación perdida, si nuestros políticos han conseguido gracias a la falta de trabajo crear una generación perdida,  nuestros grandes magnates consiguieron crear una larga generación perdida cinematográficamente hablando, por suerte creo que nuestros pequeños gracias a Pixars están fecundando una nueva forma de apreciar, entender y comprender el cine.

Y si esto es lo único que saco en claro de Transformer 3, es simplemente porque no hay nada más que se pueda rascar.

Aun así como dije antes no critico negativamente el producto, vayan a verlo, muchos se divertirán que es una de las esencias fundamentales del cine, si hay algo que odiamos en Return es ir de críticos hirientes o gafapasta, estas mismas semanas hemos enarbolado valores en películas como el último X-Men o Sucker Punch, y no hace mucho nos enamoramos de la repudiada Tron Legacy, pero eso sí, no sacrifiquen otras propuestas en caso de una única elección.

Para finalizar solo mencionar un último apunte, puedo creerme que en el año 69 descubriésemos un elemento misterioso en la cara oculta de la luna, o incluso que mi seat ibiza se convierta en el hermano gracioso de Mazinger Z, pero lo que nunca podré creerme es que Shia LaBeouf después de pillar a Megan Fox, ahora se pille a Rosie Huntington-Whiteley, eso sí es ciencia ficción.


Especial Transformers: Crítica 2 Transformer 3 El Lado Oscuro de la Luna. Opinión. Rosie Huntington-Whiteley




Comentarios

Publicar un comentario

Los comentarios en este blog están moderados. Si no abusas del SPAM se publicarán.