Bonus Track: Deep Purple y su joya

Toda persona fanática del buen rock sabe que cuando se habla de Deep Purple, estamos señalando a una banda épica para la historia de este género musical y para el nacimiento del Heavy Metal.
Deep Purple tambien es escuela para varios músicos, ya que por su formación pasaron diversos personajes talentosos y que dieron que hablar en la escena rockera por años. Ahora, en materia musical, esta banda británica saca aplausos y deja los pelos de punta con cada trabajo musical donde la experimentación de una variada gama de estilos musicales los dejan en el sitio de los próceres del rock.

Entre sus extensos trabajos musicales, de seguro el mas destacado por los especialistas es "Machine Head", un disco considerado como la obra cumbre de Deep Purple.
Lanzado en mayo de 1972 bajo la formación mas exitosa y fructífera que a pasado por la banda: el talentoso Ian Gillan en voz, los dedos mágicos de Ritchie Blackmore en guitarra, la clase musical de Jon Lord en teclados, la creatividad de Roger Glover en bajo y la "caja de sonidos" llamada Ian Paice en batería. Estos cinco muchachos cuando se paraban sobre un escenario eran como Brasil '70 jugando la final de la Copa del Mundo, donde cada uno en su puesto era talentoso y cuando se juntaban rompían con todo ante la sorpresa y la gran felicidad del público.
El resultado fue un disco con siete piezas musicales de gran cálidad y que son consideradas como clásicas para la historia del rock.



Pescamos el disco y la primera pieza se aproxima como un cohete hacía la Luna. Un grito de Gillan dice que empieza "Highway Star", una canción brillante, con un Blackmore megainspirado a la guitarra mezclando extensos solos junto con un Jon Lord que se dá el lujo de incluír un homenaje a Bach dentro de esta pieza clásica. El disco tiró toda la carne a la parrilla, la bienvenida fue impactante...
Un toque de la batería de Paice indica que aparece en escena "Maybe I'm a Leo", una canción marcada por una guitarra furiosa y pesada que acompaña en su andar a un Gillan que deja todo su talento vocal en la cancha. No hay dudas de que es el mejor puente para llegar a "Pictures Of Home", otro de los puntos altos del disco, es para ponerse de pie y aplaudir!!. Una canción hecha para que el oyente disfrute de la calidad de cada uno de los integrates. Ojo con la parte intermedia donde cada uno se luce en sus instrumentos... Notable!
Despues de mover las melenas hasta el suelo con la potencia de la pista anterior, viene un breve descanso llamado "Never Before". Una canción para escuchar sobre una moto o mirando la carretera y que cuenta con un ritmo extraño que pasa de ser una especie de tema lento para que de pronto se convierta en algo rockero, potente y pasemos a mover el cuello en señal positiva.




Luego viene la joya, el himno, el tema que mas sacó aplausos dentro del disco y que quedaría para siempre como una pieza clásica del Rock. Nos referimos a "Smoke on The Water", dueña de un simple riff de guitarra que quedó como el mas famoso dentro del rock y que todo guitarrista debe saber tocar en sus inicios. Hay que señalar que esta canción cuenta la historia del incendio del Casino de Montreux el 4 de diciembre de 1971 durante un concierto de Frank Zappa y del cuál los integrantes de la banda fueron testigos al ir como público. Hasta aquí ya el disco se tiene ganado el cielo... Pero vienen dos piezas que dejan los pelos de punta.
Con 7 minutos y tantos segundos, "Lazy" aparece como una de las canciones mas valientes del disco. La introducción de teclados en manos de Lord es fantástica, progresiva y con aroma a Jazz del bueno. Luego entra en escena Paice y Blackmore, cada uno mostrando su talento y dejando en claro que querían pasarla bien "en su volada". En esta canción Gillan toca la ármonica, dejando en claro que no sólo dependía de su voz para aparecer sobre un escenario. Su actuación es magnífica....
Esta fiesta rockera culmina con buen ritmo, al compás de "Space Truckin'", una rola donde la banda cierra su disco dejándolo todo en el ruedo, y eso se agradece a rabiar. Lord, Paice, Glover y Blackmore son los dueños de la orquesta rockera y nos deleitan con buen rock a la vena.

Se baja el telón, y el disco sale del reproductor. La sonrisa es ancha y las melenas estan despeinadas por culpa de "Machine Head" que es una experiencia extrema pero divertida.
Esta joyita de los Deep Purple quedó para siempre como uno de los discos mas ruidosos del Rock y como una influencia para muchas bandas que andaban en busca de buenas ideas...

Un disco altamente recomendable y especial para pasar un buen rato. Si no lo tienes en tu colección corre rápido a comprarlo en la tienda mas cercana!!!!

Comentarios

  1. que grande smoke on the water, mi tema preferido !!

    ResponderEliminar
  2. Yo también me quedo con smoke on the water

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Los comentarios en este blog están moderados. Si no abusas del SPAM se publicarán.