Samsung Galaxy S II muestra su poderío: SAMSUNG VS APPLE

La presente generación de Smart-Phones se presenta caliente debido a la cantidad de terminales de alta gama y prestaciones que se aproximan, la inmensa mayoría bajo Android. De todos esos terminales hay uno que de inicio es el que más espectación ha levantado, el Samsung Galaxy S II. Te mostramos las comparativas frente al iPhone 4 


Antes de nada y desmarcándonos de actitudes "fanboy" aclarar que la competencia entre el Samsung Galaxy S II frente a terminales como iPhone 4 o el mismo hermano menor Samsung Galaxy S no es proporcionada, ni siquiera generacional, y somos muy conscientes de ello. Pero como muchos de vosotros conocéis de sobra el rendimiento de ambos terminales -iPhone 4 y Galaxy S- tendréis un excelente baremo para dar cuenta en qué niveles se mueven los dispositivos móviles en cuestión. Aún así el rendimiento de terminales como el iPhone 4 sigue siendo abrumador y fantástico, máxime contando que el verdadero rival del Samsung Galaxy S II debería de ser el sucesor del iPhone 4, ya se llame iPhone 4S o directamente iPhone 5, en bajo estas premisas la 4ª joya de Apple sigue sorprendiendo y comportándose de forma sublime. Tras esta explicación creo que queda clara nuestra postura a la hora de plasmar este tipo de comparaciones.






SAMSUNG GALAXY S II VS IPHONE 4

En este primer vídeo, aunque está en inglés podrás disfrutarlo de todos modos y entender perfectamente los puntos básicos sólo con las imágenes, se hace un repaso al hardware, como el la calidad de los materiales, tamaño físico y de pantalla, conexiones y puertos de in/out, y demás especificaciones técnicas. Como es lógico el Galaxy S II sale mejor parado ya que es un producto completamente nuevo, mientras que el iPhone 4 ya lleva algo de tiempo en el mercado.


Paran en mostrarnos las interfaces de cada sistema, como es el Touchwiz 4 en el Galaxy S II y la propia interface de iOS 4 en el iPhone 4. Las diferencias, a mi juicio, son abismales a favor del sistema Android y Touchwiz 4. Widgets, launchers, fondos animados y demás en el Galaxy S II dejan muy atrás a una interface demasiado simple y sobria como es la que presenta iOS 4 para los iPhone. En este apartado, reitero, la ventaja de Android respecto a iOS es grande, y en un terminal Hi-End como es el Galaxy S II todavía se hace mayor esa brecha.


A continuación pasan a mostrarnos el rendimiento de los navegadores de cada sistema. Es cierto que la velocidad y soltura que posee el iPhone 4 es una referencia total, y cualquier mejora al respecto ya alcanza cotas magníficas. Como no podía ser de otra forma, Samsung ha hecho un buen trabajo y ha superado, y con creces, lo que nos ofrece iOS 4 bajo el iPhone.


Mientras nos van mostrando las bondades de ambos navegadores, a la misma vez nos enseñan la calidad de ambas pantallas a la hora de reproducir imágenes. La Retina Display que monta el iPhone 4 sigue siendo una referencia en naturalidad de colores, realmente se muestran magníficos. En este aspecto la Super AMOLED Plus que posee el Galaxy S II está a la misma altura, pero donde se crea una brecha definitiva y generacional es en el contraste de las imágenes y luminosidad, que unidas a una colorimetría fantástica del Galaxy S II hacen de este apartado, importantísimo apartado, que el Galaxy S II se sitúe muy por encima del iPhone 4 y su Retina Display. Donde el iPhone 4 sigue teniendo su bastión es en la densidad por pixel -ppi-, que gracias a su menor diagonal de pantalla y alta resolución continúa sin mostrar un pixel por mucho que aumentemos la imagen, sobre todo cuando se trata de texto. Este último punto, aunque es algo "sibarita", está ahí y hay que contarlo, aunque para ello lastre 1" pulgada menos de diagonal de pantalla, lo cual no le favorece en absoluto al lado de un terminal como el Galaxy S II, donde su diagonal de pantalla sobrepasa con creces a la del iPhone 4.










ANDROID VS IOS

En este siguiente vídeo, ya lejos de los terminales en sí, pararemos a ver el funcionamiento de Android 2.3 Gingerbread frente a iOS 4 bajo sus terminales estrella. Si en algo verdaderamente Apple y sus iPhone han sido, y son, referencia absoluta es en su sistema operativo y optimización sobre sus dispositivos. Es alucinante ver cómo rinde cualquier dispositivo iPhone, iPod Touch o iPad bajo iOS 4. El rendimiento de estos es sublime y un verdadero estándar para todo el sector. El sistema operativo Android ha ido mejorando muchísimo, situándose antes de esta generación nueva que empieza y bajo terminales de alta gama, como pueden ser Galaxy S o HTC Desire (HD), muy cerca de iOS 4, casi rozando e incluso en algunos puntos superando, pero en términos globales siempre un pasito por detrás. 

Como muestran claramente las imágenes, Android 2.3 bajo el Galaxy S II se muestra aún más rápido, completo y fluido que iOS 4 bajo iPhone 4, y esto sí son palabras mayores. Es innegable que en versatilidad, complejidad, acabado, variedad y rendimiento, Android 2.3 en el Galaxy S II es más potente que iOS 4 en el iPhone 4. Donde iOS sigue estando uno o dos pasos por delante en es los juegos, ya sea en optimización o cantidad y calidad, aunque luego gráficamente no hayan diferencias. La discusión aquí no es posible: iOS es muy superior a Android

Google ha hecho un gran trabajo para lograr igualar a Apple en este sentido. Ahora ya nos quedan ver las siguientes versiones de iOS y Android (como serán iOS 5 y Android Ice Cream Sandwich), las cuales se esperan para el último trimestre del año. Si las versiones actuales nos capaces de rendir a semejante nivel, no quiero imaginar hasta dónde podrán llegar bajo un iPhone 5 o un Google Nexus 3. Lo siguiente ya será soñar.





Comentarios