Crítica Acorralado de Ted Kotcheff

Cine de acción presenta...Acorralado...

Esta semana se estrena Los Mercenarios 2, pero antes de esta existió Los Mercenarios y antes John Rambo y Rambo y bla bla bla, pero antes de todas ellas antes de todo el cine de acción existió la semilla original, el film y el hombre que lo inició todo, ese hombre como seguimos viendo es Sylvester Stallone y el fin que dio origen a todo incluído este Mercenarios 2 es sin duda Acorralado.


En 1973 un joven y entonces creativo George Lucas nos dejaba una película llamada American Graffiti. En ella no solo hablaba del final de la época de un pueblo y de la llegada de una nueva era, sino que también lo extendía a otros terrenos, siendo el cine uno de ellos. En American Graffiti George Lucas nos avisaba de que este iba a cambiar, que el cine como se conocía estaba llegando a su final y había que reinventarlo.
Efectivamente cuatro años después George Lucas crea la Guerra de las Galaxias y reinventa el cine y la forma de contarlo.

Casi paralelamente otro joven realizador llamado Steven Spielberg estaba haciendo lo mismo. Películas como Tiburón o E.T. estaban cambiando la forma de hacer cine.
Los 70 estaban terminando, y con ellos a modo de puente el cine clásico desaparecía lentamente mutando en lo que ahora conocemos como cine actual.

Durante este mismo periodo de los 70, otro nombre propio empezaba a destacar, hablamos de Sylvester Stallone. Este había conseguido darse a conocer gracias a la película ganadora del Oscar, Rocky. Stallone no solo sorprendió con una magnífica interpretación del famoso boxeador Rocky Balboa, sino que además fue nominado al oscar, además de al mejor actor, como guionista gracias a su trabajo en dicho film.
Así que Sly tenía las puertas de Hollywood abiertas; películas como la segunda o tercera parte de Rocky le estaban convirtiendo en una estrella cinematográfica diferente a lo que estábamos acostumbrados a ver.
Stallone escribía unas historias diferentes, interpretaba de un modo diferente y por supuesto tenía un físico que para nada era habitual para ese momento. Stallone sin darse cuenta estaba creando un nuevo género, estaba dando origen al famoso cine de acción de los 80.

En el primer artículo de este especial, decíamos que si tuviésemos que elegir una sola película que fuese la verdadera pionera del género nombraríamos Acorralado.
Pues bien si de todos los nombres que han formado parte de este género, ya sean directores como James Cameron o John McTiernan, actores como Arnold Schwarzenegger o Sylvester Stallone, productores como Joel Silver o Mario Kassar, etc., si nos tuviésemos que quedar con el nombre de la persona clave que originó este fenómeno cinematográfico, pues claramente nombraríamos a Sylvester Stallone. Añadir que no solo fue el origen, sino que además en la actualidad está intentando revivirlo. Posiblemente sea en vano, pero la cuarta entrega de la franquicia Rambo se ha posicionado como uno de los grandes títulos de este cine, y con la nueva franquicia de Los mercenarios pretende hacer lo mismo. Quizás sea demasiado tarde para revivir un tipo de cine que ya no pega con estos tiempos. El mundo es demasiado sensible a una serie de situaciones que parece ya no pueden ser tratadas con humor o ligereza, ahora todo duele y todo tiene una doble moral que no es permitida. La susceptibilidad y la censura es cada vez más fuerte y las sensibilidades también, creo que Sly está fuera de su tiempo y ya no encaja con el actual. Salgo a fumarme un cigarrillo.

RAMBO

Volvamos al año 82, en España se está jugando un Mundial, y en el mundo se está estrenando una película llamada Acorralado.
Stallone tenía claro cómo definir a su nuevo personaje. Era un soldado de guerra recién llegado del Vietnan -no vamos a nombrar ningún aspecto político o metafórico sobre el personaje de John Rambo y la América de los 80, nos centraremos únicamente en el aspecto más popular y superficial de la figura de John Rambo-. Como decíamos estábamos ante un boina verde del ejército de los Estados Unidos, pero lo que Stallone nos estaba mostrando no era un soldado habitual, era el embrión de lo que sería el nuevo héroe de acción
Rambo, y con él, se había creado el icono y personaje fundamental de este cine. Por suerte para esta primera entrega, la presencia de un clásico y férreo director como Ted Kotcheff hizo que tanto la película como el personaje de Rambo, dentro de una clara exageración por lo menos mantuviese un mínimo de coherencia. Esta es la razón por la que Acorralado es la mejor entrega de toda la saga. La historia y los personajes siguen siendo lo principal, y todo está aderezado con una buena dosis de acción, pero esto no duraría mucho.
Tres años después Stallone vuelve a escribir otro guión sobre el personaje de John Rambo, esta vez lo hace mano a mano con James Cameron, y le dejan las riendas de la dirección a George P. Cosmatos, o lo que es lo mismo, a una persona que se dedique a estar delante de la cámara, no protestar y decir acción. El que sí protestó fue James Cameron, que al parecer no pudo trabajar los aspectos del guión como quería, a causa del poder que en esos momentos ya había conseguido Stallone. Así que con Rambo estamos ya claramente ante una obra hecha íntegramente por el propio Sylvester Stallone y fuese mejor o peor película nacía un mito, está claro que la película de Rambo es ya un mito, es el héroe por excelencia y permanecerá grabado con letras mayúsculas en la historia del cine.

En definitiva, Acorralado es una buena película de acción, con momentos novedosos e interesantes para la época, que definió un género y un tipo de personaje. Ver a Rambo abrir su machete, sacar hilo y coserse la herida él mismo fue un impacto en su momento, además el tiempo no le ha pasado factura y sigue estando totalmente vigente, lo que quiere decir que se ha convertido en clásico, en cambio sus secuelas sí han sufrido mucho más el paso del tiempo. Al disponer de unos trabajos de dirección flojos y sin personalidad, su único fuerte, las escenas de acción, vistas hoy día están demasiado desfasadas. Por último destacar el buen hacer en la dirección del propio Stallone en la última entrega de la franquicia, un producto visualmente mucho más acorde a nuestros días, pero guardando el espíritu ochentero de este tipo de cintas.

Bueno sin más nos despedimos de este especial de cine de acción de los 80, y esperamos que los más mayorcitos hayan tenido gratos recuerdos y que a los más jovencitos les haya picado la curiosidad de ver y disfrutar algunas de estas pequeñas joyitas.

Los Mercenarios el origen: Crítica Acorralado de Ted Kotcheff...

CINE de ACCIÓN: Crítica Acorralado de Ted Ted Kotcheff

CINE de ACCIÓN: Crítica Acorralado de Ted Ted Kotcheff

CINE de ACCIÓN: Crítica Acorralado de Ted Ted Kotcheff

CINE de ACCIÓN: Crítica Acorralado de Ted Ted Kotcheff

CINE de ACCIÓN: Crítica Acorralado de Ted Ted Kotcheff
THE END

Comentarios

  1. ¿justo cuando comenzabas a habrar de la pelicula te despides?

    ResponderEliminar
  2. tenía una semana, son ordenes del jefe, ni un dia más

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Los comentarios en este blog están moderados. Si no abusas del SPAM se publicarán.