DRAGON BALL, LA MAGIA COMIENZA | 1991 ‧ Artes marciales/Manga ‧ 1h 29m


Decir que Dragon Ball: La magia comienza, película del año 1991 dirigida por Chun-Liang Chen y basada en el manga de Akira Toriyama, Dragon Ball, es una obra de culto, quizás sería demasiado, pero, sin duda es una obra más que buscada por miles del fans de Goku y que hoy van a tener la suerte (o más bien desgracia) de poder ver esta versión no oficial creada en Taiwan a principios de los 90s. Sin duda no es una joya sino todo lo contrario, pero merece la pena verla como curiosidad. Además como siempre es totalmente gratis y en su versión completa con audio español latino. Decimos que no es una joya, sino más bien un trozo de carbón, pero, es Dragon Ball y eso obliga a todo fan a verla.








País de origen: Taiwan
Género: Acción, artes marciales, aventura
Año: 1991
Duración: 86 minutos


La película no está basada en Dragon Ball Z, sino en la serie original, Dragon Ball a secas. Como mencioné, Toriyama no concedió los derechos oficiales, por lo que varios de los personajes han sido cambiados de nombre (el doblaje latino, realizado a partir del doblaje en inglés, restablece algunos de los nombres, pero no todos); los orígenes de Goku como extraterrestre no existen, sino que él mismo afirma ser descendiente directo del Rey Mono, personaje de dicha novela (y tan venerado en China como su otro yo japonés); y en ningún momento se llama al Kamehameha por su nombre, ni la palabra es pronunciada. Además, enfrentado el libretista al reto de resumir el argumento en una hora y veinte minutos, optó por sacar su “chuleta” y copiar el argumento de una película animada oficial, “Dragon Ball: La leyenda de Shen Long”, pero adecuado al escaso presupuesto, los rodeos legales y ciertas decisiones creativas personales. Por lo tanto, hay más de Dragon Ball en esta película de lo que se imaginan los otakus.
Se trata de un tirano espacial, el Rey Horn, una especie de hombre-pescado con piel azul que se parece al villano de Voltron (la original) pero con cuernos gigantes, y cuyos labios no se mueven correctamente cuando habla. Ha venido a la Tierra en busca de las legendarias y mágicas Esferas del Dragón. En total son siete, y la leyenda dice que quien las reúna todas será capaz de invocar al dragón mágico Shen Long (no, no es el poder de Ryu), quien le concederá un deseo. Horn, según le explica él mismo a sus secuaces escapados de un plagio italiano de Terminator, planea reunir las Esferas para desear el control de todo el universo. El joven guerrero Son Goku, armado con sus habilidades de kung fu (el kung fu parece ser como el Ki de esta película, pues siempre se habla de qué tan bueno es “el kung fu” de los personajes) y un bastón mágico capaz de cambiar de longitud, se entera de estos planes cuando los villanos roban la Esfera que él custodiaba y su abuelo “Perk” (Gohan) desaparece, y reúne a un grupo de aventureros en un viaje para encontrar las demás Esferas antes que Horn; así como localizar al maestro Roshi, el único capaz de derrotar a Horn en combate.
La verdad es que el argumento poco importa; la película es ante nada una sucesión de escenas de acción rodadas al mejor estilo Hong Kong, con grandes saltos ayudados por cables, coreografías a la velocidad del rayo, edición descabellada y efectos de sonido de archivo capaces de cortar el aire. En ellas Goku se las verá contra su propio abuelo, durante el entrenamiento; contra “Cerdito” (Oolong), un cerdo antropomórfico pervertido capaz de cambiar de forma; y contra “Westwood” (Yamcha), su rival para la ocasión, quien aparece caracterizado como una parodia de Clint Eastwood -de ahí su nombre- antes de pasar el resto de la película con un uniforme blanco y una espada de cartón forrada de plateado. También veremos al maestro Roshi, fuerte y sabio pero con horrible debilidad por las chicas de menor edad que él, viéndose las caras contra varios de los secuaces de Horn e incluso contra Horn mismo. Estas escenas son divertidísimas, y su ritmo alocado y vertiginoso juega mucho a su favor a la hora de recrear la experiencia de ver una pelea de animé, pero con personas.
Los momentos de comedia son el tipo de humor “de mal gusto” como Oolong persiguiendo niñas para obligarlas a casarse con él, el maestro Roshi pidiendo verle el pecho descubierto a “Seetoh” (Bulma) a cambio de una de las Esferas, o el terror que le tiene Yamcha a las mujeres. Es notable que, cuando parece que Goku también piensa sobrepasarse con Bulma, tiene la fortuna de recordar justo a tiempo que su abuelo le enseñó que a las mujeres no se les debe tocar sin permiso (quienes lo hacen son “mañosos”, exclaman él y Bulma a la vez); de hecho, este Goku es bastante menos bromista y vago que el original, aunque no menos ingenuo y lleno de decisión guerrera. En lo físico, los actores son sorprendentemente convincentes -si bien Goku parece más el Michael Jackson de “Thriller”, y Roshi un señor joven rapado y con bigotes postizos- y la actriz que interpreta a Bulma se nota particularmente metida en su trabajo, aunque las palmas se las lleva Roshi y el baile estrafalario que ejecuta para llamar a la Nube Voladora. 
Sí le encontré defectos; muchos diálogos redundantes e instancias de personajes explicándose situaciones ya establecidas o deducidas unos a otros, lo cual alcanza un clímax durante la visita a Roshi; unos efectos especiales de calidad muy desigual que incluyen explosiones de lo más realistas y dibujos animados de poca monta para representar ciertos poderes (la calidad de imagen es tan mala que no se llega a ver bien a la Nube Voladora cuando Goku monta sobre ella), y una escena final que termina tan repentinamente como surgió, pero que proporciona la cantidad más grande de peleas y efectos hasta el momento.
Dos de los datos más notables son que existe una versión llamada “Ultimate Edition”, de 2007, que incluye audio e imagen remasterizados y nuevos efectos especiales por computadora; pero yo recomiendo evitarla y buscar la original. Digamos que si son de esos a los que las Ediciones Especiales de Star Wars “les violaron la infancia”, lo que van a ver en ésta “violará” la de toda su familia y la de sus hijos que todavía no han nacido. El segundo dato notable es que, increíblemente, ésta no es la única película no-oficial de Dragon Ball en vivo; pues existe una anterior, coreana, de nombre “Dragon Ball: ¡Lucha, Son Goku! ¡Triunfa, Son Goku!”, que adapta la primera saga de la serie de televisión de principio a fin -incluso se permite adaptar Dragon Ball Z antes de tiempo con la aparición de Nappa, uno de los saiyajines malvados- con muchísimo menos presupuesto.




CURIOSIDADES DE DRAGON BALL: PAPIEL VEGETA SAYAN


Aquí os dejo a Vegeta Sayan, un Papiel realizado por Curi, y ademas la biografía de este carismático personaje de Dragon Ball, una de las series más recomendadas de la historia.




Biografía

Vegeta, es el Príncipe de la Raza Saiyajin, hijo del Rey Vegeta. Vegeta siempre se destacaba por su astucia y valentía a la hora de las peleas y por que era el mejor ya que desde pequeño fue entrenando con dureza, como correspondía a un miembro de la élite entre las élites de los saiyajin, la Familia Real. Gracias a esto, sus potencialidades se manifestaron tempranamente, y ya a los cinco años destacaba entre los demás guerreros de primera clase. Por ello se convirtió en uno de los soldados predilectos por Freeza, quien le encargaba misiones cada vez más complicadas.Cuando Freeza iba a exterminar a la raza saiyajin por temor a la leyenda del Super Saiyajin, decidió dejar con vida al joven Príncipe encargándole una misión lejos del planeta Vegeta. Incluso cuando su planeta de origen fue exterminado, Vegeta no demostro ningun sentimiento o afecto hacia este, lo cual constituìa parte de su fria personalidad de guerrero. Vegeta seguía las órdenes de Freeza, pero sólo para volverse más fuerte, y luego derrotarlo, para asi poder ser el ser mas poderoso del universo.

Llegada a la Tierra

Vegeta, al conocer que Raditz ha sido vencido, decide ir con Nappa -el cual es otro saiyajin- a la Tierra, lo cual les tomaría un año aproximadamente. No obstante, el motivo por el cual Vegeta estaba interesado en realizar dicho viaje era encontrar las Dragon Balls para obtener el deseo de ser Inmortal y poder así derrotar a Frieza quien en ese tiempo era su jefe, pero Frieza, muy en el fondo, le temía a la raza saiyajin, ya que conocía la característica de estos guerreros, que con cada batalla se hacen mas fuertes.

Cuando llega a la Tierra, se encuentran con Piccolo, Krilin, Son Gohan, Yamcha , Ten Shin Han y Chaoz. Vegeta le dice a Nappa que siembre las semillas de los Saibaiman, para que luchen contra éllos los cuales son hombrecillos con forma de brocoli pero muy bien entrenados. Uno de ellos se inmola matando a Yamcha. Pasaban las horas, y Nappa es el que entra en combate, venciéndolos a todos fácilmente. En este combate mueren Chaoz, Ten Shin Han y Piccolo. Al final, los únicos que quedaron con vida fueron Son Gohan y Krilin. Cuando Kamisama trae a Gokū de vuelta a la Tierra, Gokū va directo al combate. Cuando llega, consigue derrotar a Nappa. Nappa le suplicó ayuda a Vegeta, pero Vegeta avergonzado por ver a su compañero siendo derrotado por Gokū, lo eliminó.

Llegó la Hora del Combate entre Gokū y Vegeta. Al principio Vegeta tenía la pelea asegurada, ya que había una gran diferencia de poder. Gokū utiliza el Kaiō Ken aumentado a 4 veces, y logra hacerle daño al Príncipe Saiyajin. Esto hace que Vegeta implante en el cielo una Power Ball, con la cual simula una Luna llena, y logra Convertirse en Ōzaru, con lo que le da una gran paliza a Gokū.

Gokū utiliza el Tayo Ken, para dejarlo ciego por unos instantes, mientras va preparando la Genkidama, para derrotarlo. Cuando Vegeta se da cuenta de que Gokū estaba preparando una técnica, se lanza al ataque. Gokū comete el grave error de subestimar a Vegeta, y creer que la distancia que los separaba le daría el tiempo suficiente como para terminar la Genkidama, sin embargo, antes de que ello ocurriese, Vegeta le lanza un rayo de poder por la boca y la Genkidama se desperdicia por el momento. Sin perder tiempo, Vegeta, ataca nuevamente a Gokū, esta vez, rompiéndole las piernas mientras este estaba en el suelo. En un momento de descuido Yajirobe, le corta la cola con su espada, y éste vuelve a la normalidad. Gokū no tenía fuerzas para lanzar la Genkidama, así que Krilin es quien lo hace. Krilin falla, sin embargo Gohan fue el que se la terminó de lanzar. Esto le causó un gran daño a Vegeta, Pero más fue el causado, cuando Son Gohan se convirtió en Ōzaru. Vegeta sabía que Gohan podía acabar con él, así que le cortó la cola, con la mala suerte de que Gohan le cayó encima a el Príncipe Saiyajin. Lo cuál dejó a Vegeta gravemente herido. Krilin agarró la espada de Yajirobe, y se dirigía a matar a Vegeta, Pero Gokū le pide que no lo haga, para que lo deje pelear con él una vez más en el futuro, ya que a pesar de todo lo que había entrenado en el otro mundo, no había podido derrotarlo. Aquí comenzó la rivalidad entre Gokū y Vegeta que todos conocemos. Vegeta fue a su nave espacial y se dirigió al Planeta Freezer nº79, donde entró en la Sala de Rehabilitación.

Viaje a Namek

Más tarde, Vegeta se entera que Freezer fue en busca de las Dragon Balls de Namek, para conseguir la vida eterna. Ante esta situación, decide partir de inmediato hacia Namek para adelantarse en su propósito al tirano. Kiwi, dirigente del Planeta Freezer nº79 y enemigo de Vegeta desde hace años, decide seguir al saiyajin hasta su destino para poner fin a sus planes y eliminarle. Ambos mantienen un breve encontronazo tras el cual Vegeta, después de explicarle que su poder se ha incrementado tras haber estado a las puertas de la muerte (hasta ese momento, sus fuerzas eran iguales) lo elimina sin problemas. Allí se entera, gracias al soldado Dodoria (guerrero al servicio de Freeza), que fue Freeza el que destruyó el planeta Vegeta. Entonces Vegeta mata a algunos de los guerreros de élite que trabajan para Freeza: Kiwi y Dodoria, luego derrota facilmente a Zarbon, pero este se transforma, dejando gravemente herido a Vegeta, tras lo cual Freezer manda que curen a Vegeta ya que el tenia algunas Esferas del Dragon, Vegeta se recupera y roba las Esferas del Dragón que estaban en poder de Freezer, y luego le da una paliza a Zarbon transformado, y lo elimina, Freezer manda a llamar a las fuerzas especiales Ginyu, obligando a Vegeta a aliarse a Krilin y a Gohan, primero Gurdo estuvo a punto de matar a Krilin y a Gohan, pero Vegeta lo elimina primero, tras lo cual le toca pelear contra Recome, el cual le da una paliza a Krilin, Gohan y Vegeta; cuando todo parecía perdido aparece Goku, le da una semilla del ermitaño a Vegeta - tras lo cual este incrementa sus poderes - luego enfrenta a las Fuerzas Especiales, después de entrenar a una gravedad aumentada 100 veces, vence fácilmente a Recome, Jeice y Burter, pero los deja con vida, luego Vegeta los mata pese a las protestas de Goku. Después Vegeta lucha contra Freezer igualando sus poderes, pero este se transforma y hiere de gravedad a Vegeta. Antes que Freezer acabara con el, aparece Picoro, que entreno con Kaio Sama y tambien se fusiono con Neil, que iguala el poder de Freezer, pero este se vuelve a transformar, dandole una soberana paliza a Piccolo. Freezer quiere aterrorizalos antes de matarlos, por lo que usa su ultima transformación, Vegeta le pide a Krilin que lo hiera de gravedad para que Dende lo cure y transformarse en Super Saiyajin, luego de eso Vegeta entra de nuevo a batalla, pero no consigue derrotar a Freezer, el cual lo hiere gravemente, y antes de morir, Vegeta le cuenta a Gokū la verdadera historia del planeta Vegeta y le pide a Gokū que vengue a su pueblo, cosa que Gokū logrará tras transformarse en un Super Saiyajin.

Vegeta será resucitado y enviado a la Tierra antes de la última batalla de Namek. Cuando se entera de que Goku no murió al explotar el planeta Namek, decide quedarse en la Tierra para esperar el regreso de su rival. Durante la espera, se aloja en la Capsule Corp., donde se entrena para conseguir ser un Super Saiyajin, como ya lo había conseguido Goku en Namek. Esta situación se prolongará tras el regreso de Goku, un año después de la explosión de Namek, y la llegada de Trunks, que resulta ser el hijo futuro de Vegeta y Bulma. Aunque ni el manga ni el anime describen como ocurrió, durante los tres años que transcurren desde el regreso de Goku hasta la aparición de los androides, Vegeta y Bulma inician una relación que se prolongará indefinidamente. Nunca se casaron, pero su relación es equiparable al matrimonio ya que conviven juntos en Capsule Corp. Además de Trunks, tras la saga de Boo tuvieron otra hija llamada Bra.

Los androides y Cell

Antes de la llegada de estos androides, Vegeta se prepara mucho más intensamente que los demás para enfrentarlos (entrena a una gravedad de 500 atmósferas) y logrará transformarse en un poderoso Super Saiyajin justo a tiempo para salvar la vida de Gokū cuando éste sufre la enfermedad del corazón que Trunks había pronosticado (durante este periodo Vegeta y Bulma tienen a su primer hijo, Trunks).

Vegeta llega en el momento justo en el que el androide A-19 estaba absorbiendo la energía de Gokū (capitulo 129 de la serie). Nadie excepto él podrá vencerlo, dice. Ante la sorpresa de todos, Vegeta se transforma en Super Saiyajin y acaba rápidamente con su adversario, (salvando la vida de Goku), tras comprobar que el mecanismo por el cual succionaba la energía era un punto situado en la palma de la mano. Lleno de orgullo por su nueva fuerza, Vegeta corre imprudentemente a enfrentarse con otros androides mucho más poderosos: A-16, A-17 y A-18, apartando de su camino a su propio hijo Trunks. Es entonces cuando sufre una paliza a manos de la androide A-18, la cual se basta para acabar con el. Lleno de rabia, entrena con Trunks en la sala del tiempo y del espíritu, superando por mucho el poder base del Super Saiyajin, llegando a controlar el Super Saiyajin Dai Ni Dankai y Dai San Denkai. Se enfrenta a la segunda forma de Cell (luego de absorber a A-17) , ante el que muestra una incuestionable superioridad dándole una gran paliza. Tentado por la idea de tener un adversario a su altura (producto de su orgullo), permite e incluso ayuda a Cell a alcanzar la perfección absorbiendo a A-18. Vegeta no puede vencerlo y queda inconsciente. Tras un nuevo entrenamiento en la sala del tiempo y el espíritu, Vegeta acudirá junto con los demás guerreros al Juego de Cell, el torneo organizado por Cell para decidir el destino de la humanidad. Allí, asiste furioso a los combates que disputan Gokū y Gohan frente a Cell, comprobando que su propia fuerza está por debajo de la de ellos. Interviene en la lucha contra los Cell Jr en la que es herido, aunque es el que más resiste (Gokū estaba muy agotado tras luchar con Cell y por eso aguanto menos).

Su "puesta en escena" tendrá lugar cuando Cell mate a Trunks. Lleno de ira, Vegeta ataca a Cell con una ráfaga interminable de su Renzo Kikouha, que resulta inútil, ya que Cell, ileso, se planta frente a él y lo lanza contra el suelo, siendo salvado por Gohan. Vegeta intervendrá, en última instancia, disparándole un rayo de energía y desviando su atención justo antes de que Gohan lanzase el Kamehameha que acabaría finalmente con él. Tras estas luchas, Vegeta queda desmoralizado e incluso se plantea no volver a pelear, aunque su amor por el combate hace que al poco de tiempo vuelva a entrenarse sin cesar.

Saga de Majin Buu

Después de esto Vegeta continua entrenando durante 7 años sin descanso, alcanzando el estado de Super Saiyajin 2 y superando el poder de Gohan.

Acepta participar en el 25 Tenkaichi Budokai (en cuyas pruebas eliminatorias pulveriza la máquina de medición de la fuerza del puño, para asombro del público) dado que su eterno némesis Kakarotto (Son Gokū) iba a regresar del más allá por un día para participar. Ambos quedan clasificados para luchar entre ellos, pero el destino les reservaba una carta distinta (de momento). La amenaza del hechicero Babidí y el monstruo Buu les obligó a abandonar el torneo (junto con Gohan, Piccolo, Krilín y los recién llegados Shin y Kibito) para plantarles cara en su refugio. Vegeta se enfrenta a Pui Pui, uno de los esbirros más destacados de Babidí, tal es la paliza que Vegeta le da a este que se da el lujo de sacarle unos cuantos dientes a golpes y después lo elimina sin ningún problema.

Posteriormente, en el combate entre Gokū y Yakon (otro de los esbirros) se enojó por que su eterno rival había pospuesto la pelea.

Enojado, el principe Saiyajin , dejó que Babidí lanzase sobre él un hechizo de posesión, lo que le haría sufrir un gran dolor que le despertaría sus poderes ocultos y le permitiría medirse en combate a Gokū. La posesión se hace patente al aparecer una letra M (Majin) sobre la frente de Vegeta, que, pese a todo, logra mantener el control sobre su cuerpo y su mente.

Trasladados de nuevo al escenario del Tenkaichi Budokai, Vegeta destruye parte de las gradas (y a los espectadores que se encontraban en ellas) mediante un energy-ha. Gokū comprende el mensaje y acepta luchar con Vegeta, pidiéndole a Babidí que les traslade a un lugar alejado para poder combatir sin causar daños. Una vez allí, ambos se transforman en Super Saiyajin fase 2 e inician la que para muchos es el mejor combate de todo el anime por lo igualados que se encontraban ambos y por lo cruenta que fue la batalla en que ninguno de los contendientes quería ceder terreno al otro, al final Vegeta tiene cierta ventaja quizás por la ayuda extra que le brindan los poderes ocultos liberados por Babidi. Gokū se percata de que su "amigo" se ha dejado poseer por Babidí y le increpa con ello, ante lo que Vegeta se justifica con que la vida en la Tierra le estaba convirtiendo en un ser pacífico y deseaba volver a ser el guerrero despiadado de antes. Finalmente, ambos detienen la lucha al sentir la energía de Majin Buu, que para entonces ya había salido de su encierro. Vegeta deja inconsciente a Gokū con un fuerte golpe en la nuca y va a enfrentarse a Majin Boo en solitario, ya que sentía que el era el único responsable del despertar de esta nueva amenaza. Vegeta destruye la nave espacial de Babidí, cortándoles la salida de la Tierra, y ataca a Majin Boo con varios golpes contundentes, incluido un rayo de energía con el que logra atravesarlo.

Pero la materia de la que está hecho su enemigo no se quiebra con estos ataques. Vegeta se da cuenta que aunque su nivel de combate sea superior al de su rival, no terminaría con la pelea jamas ya que Buu no sufre ningún daño en los ataques. Buu siempre logra regenerarse y muy enfurecido por los golpes sufridos hace gala de su poder de destrucción y de sus técnicas poco ortodoxas pero letales, arrancándose un trozo de carne y después lanzándoselo a Vegeta, que queda a su merced durante varios segundos. Salvado por la intervención de Trunks, Vegeta se despide de su hijo con un emotivo abrazo, tras el cual lo deja inconsciente. Su intención ahora es sacrificarse para eliminar a Majin Boo, ya que ha comprobado que no existe otra forma de hacerlo. Piccolo le deja claro su destino: su cuerpo se desintegrará y su memoria se borrará para reencarnarse en otro ser. Resignado, Vegeta se rodea de un aura de energía sorprendentemente grande, que destruye todo lo que encuentra a su paso mientras que dice: "Adiós Bulma, adiós Trunks y también Kakarotto." siendo la primera y única vez que llama a Goku amigo. Al extinguirse, Vegeta ya ha desaparecido. Pero no así Majin Boo que, reducido a unas cuantas porciones de carne esparcidas por el suelo, consigue regenerarse.

Poco después es mandado a la Tierra por Enma Daiō para que vaya a combatir a Majin Buu al ver el poder que expulsa al enterarse que no pudo acabar con Buu cuando hizo su ataque suicida. Al llegar se encuentra con Gokū quien le pide que se fusione con el a través de los pendientes Potara para vencer a Buu que acababa de absorber a Gohan, pero Vegeta en un principio se rehúsa debido a su orgullo, aunque al no ver otra alternativa acepta.

Al fusionarse con Gokū dan origen al guerrero llamado Vegetto (combinación del nombre Vegeta y Kakarotto) que le da una increíble paliza a Boo, aunque se dejan absorber a propósito para ingresar al cuerpo del monstruo y logran rescatar a sus amigos que habían sido absorbidos por el demonio, aunque este destruye la tierra, en el planeta de Kaioh Shin, Vegeta forma parte de la batalla final contra el Buu original (pequeño) transformándose en Super Saiyajin 2 y aguantando en varias ocasiones la batalla (cuando Gokū pierde la transformación de Super Saiyajin 3 y queda inconsciente durante algunos instantes y luego en dos ocasiones más, mientras Gokū reunía energía para destruir al monstruo, en lo cual fracasa y después distrayéndolo mientras Gokū reunía la energía de la Chou Genkidama), además es de vital importancia ideando el plan de usar las Dragon Balls de Namek parar revivir a los humanos, reconstruyendo la Tierra y que los humanos den su energía a Gokū para crear la Chou Genkidama con la que destruye al Buu Pequeño. En esta batalla Vegeta finalmente deja de un lado su orgullo y su odio a Gokū y reconociendole como su mejor amigo.

Tras la destrucción de este enemigo nacerá Bra, la hija del Príncipe de los Saiyajin, mientras que Vegeta continua entrenando como siempre, exigiéndose al máximo por superarse. (Quizás Vegeta no haya dado suficiente como padre o esposo, pero esta saga demuestra que realmente quiere a su familia y ésta a él)

En Dragon Ball GT

En Dragon Ball GT, Vegeta alcanza un altísimo nivel de poder como SSJ2, superando en poder al resto de los saiyans incluyendo el SSJ2 de Goku, siendo de hecho el elegido por Baby para poseerlo por ser el cuerpo más poderoso que podía en encontrar en el universo. Baby es la criatura creada por el Profesor Myu, último Tsufuru sobreviviente, la raza fue aniquilada en su tiempo, eran 2 razas los Saiyajin y los Tsufurujin, los Saiyajin aniquilaron y atacaron a la sociedad avanzada de los Tsufuru, y es debido a eso que el Profesor busca la venganza a crear a Baby y se convierte en Vegeta Baby. Siendo Vegeta Baby, pasará por 4 fases distintas: Vegeta Baby ,, Vegeta Baby SSJ 2 aún más fuerte (le salen una especie de alas en el traje), Vegeta Baby transformación completa (se parece mas al baby original) y Ozaru dorado Vegeta Baby (mono gigante super saiyan). De hecho se transforma en Ozaru Dorado para hacer frente a Gokū transformado en Super Saiyajin 4 (éste lo había conseguido después de haber sufrido una metamorfosis extraña de Ozaru Dorado a SSJ 4 propiciada por las palabras de Pan). Y después de una dura lucha, Vegeta es liberado del simbionte Baby que sería eliminado también por Gokū.

Posteriormente participa en la pelea contra el Super A-17 junto a Goten, Trunks, Gohan y UUb, siendo Vegeta el único guerrero que consigue aguantar la batalla hasta cuando Gokū regresa y atacando al androide en SSJ2 con su nueva técnica definitiva, Final Shine Attack. Antes había vuelto a derrotar a Nappa y estaba venciendo sin gran esfuerzo al Nuevo A-17, más poderoso que el original, pero luego de la fusión con el primer A-17, superó por mucho sus poderes. Lo más sorprendente en este enfrentamiento es lo que Vegeta dice justo antes de ser salvado por Gokū: "soy un terrícola con orgullo de Super Saiyajin". Sin duda alguna, una declaración así por parte de Vegeta es toda una demostración del gran cambio sufrido desde su primera visita a la Tierra.

Por último en las batallas contra los Dragones malignos, Vegeta alcanza el nivel de SSJ4 gracias a una máquina fabricada por Bulma, que emitía los rayos Blutz (lunares) que se necesitan para que un Saiyajin se transforme en Ozaru y luego pasa al estado de Super Ozaru (debido a su gran poder de Super Saiyajin) y de allí pasar al SSJ4, aunque a diferencia de Gokū (quien solo la primera vez necesito pasar por el estado Super Ōzaru), no logra transformarse a SSJ4 sin necesidad de esta metamorfosis, y ayuda a Gokū en la pelea contra Yi Xing Long, fusionándose con él transformándose en Super Gogeta SSJ4, el guerrero más poderoso de todo el anime, que estuvo a punto de eliminar a su adversario, pero la fusión se deshace antes de lo previsto.

Al final será Kakarotto quien elimine al dragon oscuro con una Genkidama creada con la energía de todos los habitantes del universo.

Caracterizado por su gran orgullo, es por excelencia el príncipe de los Saiyajin, gracias a su arrolladora personalidad es uno de los personajes de culto de la serie, ya que ostenta un gran número de seguidores por ser el personaje más emblemático de los saiyajin, ya que ni Kakarotto ni los saiyajin de segunda generación como Trunks, Gohan o Goten muestran los rasgos de la personalidad saiyajin tan marcados como el príncipe de los Saiyajin.
Fuente : Wikipedia

Comentarios

  1. Soy fanático total de Dragon Ball y no podía irme de esta página sin felicitarte por el excelente trabajo, me encanta el trabajo realizado de Vegeta, el principe de los Saiyayin. Esto es lo que debería de haber visto John Woo antes de realizar la patética película de Dragon Ball.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Los comentarios en este blog están moderados. Si no abusas del SPAM se publicarán.